Un año plagado de urnas

La comunidad catalana afronta para marzo las cuartas elecciones en seis años, a las que también se pueden sumar los comicios generales si fallan los pactos

04.01.2016 | 03:48
Antonio Baños, líder de la CUP.

Lo que el año nuevo está trayendo a los españoles son elecciones, muchas elecciones. Los catalanes ya tienen casi marcado en su calendario una nueva cita con las urnas, que serán previsiblemente en marzo. Pero el resto de españoles también pueden ser llamados de nuevo a votar. Queda por dilucidar el resultado de los pactos de Gobierno. Si, finalmente, nadie llega a un acuerdo, las nuevas elecciones generales se pintan para finales de mayo o principios de junio. De hecho, esa es la previsión temporal con la que ya trabajan algunos barones socialistas en su pugna con el actual secretario general, Pedro Sánchez.

Cataluña vivirá casi con toda probabilidad este año 2016 sus cuartas elecciones autonómicas en los últimos seis años, tras la que habría sido su legislatura más corta después de las elecciones del pasado 27 de septiembre.

Los catalanes fueron convocados a las urnas el 28 de noviembre de 2010, comicios que dieron la victoria a CiU con 62 diputados -la mayoría absoluta son 68- tras dos gobiernos tripartitos (PSC, ERC e ICV-EUiA).

Las elecciones se repitieron en Cataluña el 25 de noviembre de 2012, de nuevo con victoria para la federación nacionalista. Sin embargo, el avance electoral forzado en ese momento por Artur Mas supuso a CiU restar 12 escaños y quedarse con 50, lo que llevó a la federación a un pacto con ERC de estabilidad parlamentaria.

Nuevamente, el 27 de septiembre del 2015, los catalanes volvieron a votar para elegir president y Govern, lo que dio la victoria a la coalición Junts pel Sí (CDC y ERC) aunque de forma insuficiente, puesto que lograron 62 escaños.

El rechazo de la CUP a investir a Artur Mas como presidente de la Generalitat obliga al líder convergente a convocar, de forma "inmediata" y con fecha tope el 10 de enero, elecciones en Cataluña, que se celebrarían entre finales de febrero y el 6 de marzo, opción esta última que parece la más probable.

Lo único que podría evitar esta situación es que Junts pel Sí (CDC y ERC) decidiese de forma inesperada y rápida proponer a otro candidato que no sea Mas y que sí apoye la CUP, una cuestión que no parece probable puesto que hasta la fecha tanto ERC, como CDC, como los independientes de JxS han reiterado que su único candidato posible es Mas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine