El Rey asume que Rajoy tiene difícil ser presidente al primer intento

Felipe VI abre con los canarios y Foro las consultas con los partidos y anticipa una posible repetición de los encuentros

19.01.2016 | 02:37

El Rey asume que Mariano Rajoy verá frustrada su investidura como Presidente del Gobierno al primer intento y no descarta una nueva ronda de consultas con los partidos con representación parlamentaria como la que ayer inició con los diputados de tres partidos minoritarios: Nueva Canarias, Foro Asturias y Coalición Canaria.

Los interlocutores recibidos por don Felipe en su despacho del Palacio de la Zarzuela, entre ellos el diputado asturiano Isidro Martínez Oblanca, comparten la impresión de que propondrá a Rajoy como candidato a la Presidencia del Gobierno, pero es consciente de la dificultad de que esa opción prospere.Tanto es así que con Pedro Quevedo (Nueva Canarias) y con Isidro Martínez Oblanca, Felipe VI intercambió bromas sobre una nueva cita en la Zarzuela, la que se produciría si, como parece, el líder del PP no logra ser investido y el jefe del Estado tiene que recabar de nuevo la opinión de las fuerzas políticas. La diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas, fue más allá y trasladó al monarca su convencimiento de que ni Rajoy ni el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, serán investidos y habrá que repetir las elecciones.

Pedro Quevedo, el portavoz de Nueva Canarias, partido que concurrió a las elecciones en coalición con el PSOE , fue ayer el primero al que recibió el Rey. Tras él le tocó el turno al diputado de Foro Asturias, Isidro Martínez Oblanca. Ambos conversaron durante 56 minutos, tras los cuales el monarca se despidió de Oblanca con un comentario sobre la posibilidad de volver a verse pronto en una segunda ronda.

El parlamentario asturiano garantizó al jefe del Estado que su voto será para el líder del PP, partido con el que el Foro Asturias se presentó a las elecciones. Oblanca aseguró después haber encontrado preocupado al Rey, a quien entregó una copia de los acuerdos programáticos de Foro y PP, y apostó por no dilatar la negociación para elegir presidente porque "no sería bueno para España" y tampoco resultaría beneficioso repetir las elecciones.

Ya por la tarde, don Felipe recibió a la portavoz de Coalición Canaria, Ana Oramas, quien no advirtió signos de preocupación el monarca y lo encontró "consciente de la dificultad del momento para constituir un Gobierno estable", algo que ella ve "imposible" tanto por parte de Rajoy como de Sánchez.

Don Felipe tenía previsto recibir durante esta semana a los dirigentes de 15 formaciones, después de ERC renunciase a reunirse con él. A la negativa de los republicanos catalanes se sumó ayer la de EH-Bildu, cuya diputada Marian Beitialarrangoitia había aceptado acudir a la Zarzuela hoy al mediodía. Sin embargo, las bases de EH Bildu rechazaron en asambleas participar en las consultas. Beitialarrangoitia no verá a Felipe VI porque los militantes de su partido no se sienten "súbditos" de una monarquía que representa, ha dicho, el "mayor símbolo del carácter antidemocrático del Estado español".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine