Pasó en 2011

Barcelona pide indultar a los condenados por el cerco al Parlament

La proposición se ha aprobado con votos de BComú, ERC y CUP; la abstención del PSC y el rechazo de CiU, C's y PP

30.01.2016 | 05:02

El pleno del Ayuntamiento de Barcelona ha aprobado este viernes una proposición presentada por el Gobierno municipal de BComú para instar al Ministerio de Justicia a evitar el ingreso en prisión de los ocho condenados por el cerco al Parlament de 2011 a través de la concesión de un indulto, propuesta que se ha aprobado con los votos de BComú, ERC y la CUP --19 votos--, la abstención de PSC --cuatro-- y el rechazo de CiU, C's y PP, con 18.

La proposición, que ha modificado su redactado a petición de ERC y la CUP, insta a la Generalitat y al Parlament a realizar las acciones necesarias para evitar el ingreso en prisión de los ocho afectados, que fueron condenados a tres años de cárcel por el Tribunal Supremo (TS) en marzo de 2015, después de que la Audiencia Nacional (AN) los absolviera en 2014 y lo recurrieran la Fiscalía, la Generalitat y el Parlament.

La moción también expresa la "preocupación por la severidad y desproporción de unas penas de tres años de prisión", ya que considera que no está probado que participaran en ninguna agresión física, y se posiciona a favor del derecho de manifestación y expresión como derechos inalienables colectivos.

En un pleno al que han asistido familiares de afectados por la sentencia, el teniente de alcalde de Derechos de la Ciudadanía, Jaume Asens, ha asegurado que el TS se doblegó a presiones mediáticas e institucionales y los condenó a tres años de cárcel por gritar consignas y llevar pancartas, y ha avisado: "Si esto pasara en Venezuela, estaríamos todos indignados".

Asens ha destacado en declaraciones a los periodistas que la propuesta aprobada "tiene un peso político porque la decisión está ahora en el campo político, ya que los indultos los concede el Gobierno central", y ha criticado que es un caso en el que la política ha interferido anteriormente en las decisiones judiciales, ya que se criticó la absolución por parte de la AN y se recurrió al TS.

Tras señalar que los condenados son vecinos de Barcelona y que el asunto se debatirá también en el Parlament, ha resaltado que la proposición "tiene que ver con la alarma que se puede generar en la sociedad si alguien ingresa en prisión y se produce un error en la pena o una desproporción" en la condena.

ERC, CUP y PSC

El portavoz de ERC, Jordi Coronas, ha dicho que la pena es desproporcionada porque no se ha demostrado que los condenados participaran en agresiones, pero ha criticado la acción de 'Aturem el Parlament', que cree que se basó en planteamientos perversos y condenables: "No compartimos la acción porque vulnera los derechos democráticos, pero también decimos que la sentencia de prisión sin pruebas contundentes pretende dar ejemplo, cuando lo que debe emitir es justicia".

Tras recordar que la CUP estuvo presente en el cerco y que ha presentado iniciativas similares en otras administraciones, la edil del partido Maria Rovira ha aseverado que "estas personas que primero fueron absueltas no han sido castigadas por lo que hacen, sino por lo que son" --algo que ha dicho que también ocurría en el franquismo--, y ha avisado de que la sentencia tiene contenido político y la finalidad de atemorizar a la población con que puede ir a la cárcel si participa en manifestaciones aunque no protagonicen hechos violentos.

La socialista Montserrat Ballarín ha resaltado que el Ayuntamiento debe confiar en que los jueces desarrollan correctamente su labor y ha señalado que, "desde el respeto por la justicia, las penas son demasiado estrictas y desproporcionadas en este caso", tras lo que ha criticado que Asens ha actuado más como abogado que como concejal en este asunto, algo que él ha negado, aunque sigue con la misma vocación.

Rechazo de CiU, C's y PP

El portavoz de CiU, Joaquim Forn, ha aseverado que la intención de los participantes en el cerco fue impedir el acceso de los diputados en el Parlament, y ha criticado que la actitud de Asens durante la negociación sobre el asunto "no ha sido la más adecuada para alcanzar acuerdos", porque dice que ha sido poco honesta.

La líder de C's en el Ayuntamiento, Carina Mejías, ha votado en contra porque su partido "no está dispuesto a convertir el Ayuntamiento en una institución de reinterpretación de sentencias", ya que considera que la proposición representa una injerencia en la separación de poderes, tras lo que ha acusado a Asens de usar el Consistorio como una herramienta al servicio de sus clientes, con los que él ha asegurado que no tiene relación.

El presidente del grupo municipal popular, Alberto Fernández, ha avisado de que la proposición pretende avalar los 'escraches' también a las instituciones, incluso cuando son violentos, y ha añadido: "La libertad de expresión de todos no puede ser confundida con la intimidación de unos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine