Dos años de cárcel para una tuitera acusada de humillar a las víctimas de ETA

02.02.2016 | 01:53

La Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional condenó ayer a dos años de prisión, la máxima pena que era posible imponer, a María Lluch Sancho, de 24 años, por los delitos de enaltecimiento del terrorismo y humillación a víctimas de ETA como Irene Villa y Miguel Ángel Blanco, haciendo uso de una cuenta de Twitter. La Sala desoyó argumentos de la defensa como que Irene Villa no se sienta inquietada por las frases de la condenada, argumentando que esto "no constituye óbice para el castigo de la acusada" porque entre el colectivo de víctimas de ETA hay multitud de personas que sufrieron terribles mutilaciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine