Debate de investidura

Bronca entre Sánchez e Iglesias por identificar a González con los GAL

El presidente del Congreso, Patxi López,se ha visto obligado a intervenir para pedir calma en el debate

03.03.2016 | 13:28
Play
Bronca entre Sánchez e Iglesias por identificar a González con los GAL

El candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, y el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, se han tendido la mano para el acuerdo este martes desde la tribuna del Congreso de los Diputados, pero lo han hecho mientras se han cruzado duros reproches que han terminado en bronca. Entre medias, ambos han deslizado acusaciones mutuas de estar en campaña electoral y buscar elecciones.

El debate entre Iglesias y Sánchez ha sido el más agrio del Pleno de investidura del socialista. Después de la ironía y el sarcasmo que utilizó el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, el líder de Podemos ha hecho recriminaciones a Sánchez que han encendido a la bancada socialista. "Le vamos a decir las verdades a la cara", les ha dicho.

Pese al tono, el líder de Podemos ha insistido en defender que es posible poner en marcha un gobierno de izquierdas con los votos del PSOE, Podemos y sus confluencias, Compromís e Izquierda Unida, y las abstenciones de ERC y Democracia y Libertad. Así, le ha animado a no seguir su camino con Ciudadanos, con quien ha hecho un acuerdo que sirve para pactar con el PP.





Mientras tanto, Sánchez ha insistido en su propuesta de un gobierno transversal, porque los partidos de izquierdas solos no suman y le ha conminado a aclarar con qué propuestas concretas no está de acuerdo, sacando pecho de nuevo del paquete social que incluye el pacto con el partido naranja.

Así, le ha insistido en que t iene que ceder y le ha avisado de que el programa de Podemos, que supondría aumentar el gasto público en más de 120.000 millones de euros, supondría la salida de España de la moneda única.

El líder del PSOE ha avisado a Iglesias de que no puede ir "repartiendo carnets de buen socialista" y le ha animado que en lugar de ser "tan duro" con el PP, "no vote con ellos" y permita que haya un presidente del Gobierno socialista. Después, le ha pedido que aclare su estrategia: "Si quiere ir a elecciones, diga la verdad".

Ataques a izquierda y derecha

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha dejado claro al candidato a la investidura, Pedro Sánchez, que hoy mismo podría haber un Gobierno progresista en España si el PSOE hubiera optado por ellos y no por la "naranja mecánica", en alusión a Ciudadanos, cuyo pacto ve como antesala de la gran coalición.



Iglesias ha recuperado , en su estreno en la tribuna del Congreso durante el Pleno de investidura, el tono más duro y combativo de sus orígenes para acusar al candidato a La Moncloa, el socialista Pedro Sánchez, de haber olvidado sus principios y haber "capitulado" ante "las oligarquías" por pactar con Ciudadanos. No obstante, le ha tendido mano si decide rectificar y formar un gobierno "progresista".

En su discurso en la segunda jornada del debate de investidura, Iglesias ha respondido así a las palabras de ayer de Sánchez, que le reprochó que no hubiera querido sumarse al pacto de PSOE y Ciudadanos, lo que, según el secretario general de los socialistas, hubiera permitido que la próxima semana ya hubiera un Gobierno.

"Hoy podríamos tener ya un Gobierno si usted hubiera optado por nosotros", ha proclamado Iglesias, convencido de que el pacto de socialistas con Ciudadanos es "la primera entrega" del plan para llegar a una gran coalición con el PP.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha arrancando su discurso en el debate de investidura en el Congreso, arremetiendo a izquierda y derecha con gruesos calificativos a sus oponentes empezando por Mariano Rajoy, siguiendo con Pedro Sánchez y acabando con Albert Rivera.

Dirigiéndose a Rajoy, Iglesias ha afirmado que el PP "es el partido que ha hecho de la corrupción y la injusticia una forma de Gobierno" y ha recordado que esta formación política fue fundada "por siete ministros de la dictadura".

"Algunos de ustedes son hijos políticos del totalitarismo", ha denunciado.

A su juicio, en el PP han sido "arrogantes con los débiles y serviles con los poderosos" y son los principales responsables de que la corrupción y la injusticia se haya convertido "en la mayor vergüenza de España".

"Son ustedes los convidados de piedra en esta investidura", ha asegurado a Mariano Rajoy el líder de la formación morada.

Ha continuado el líder de Podemos contra el pasado del PSOE, y ha aconsejado a Pedro Sánchez que "desconfíe de los consejos de aquellos que tienen manchado su pasado de cal viva".

Una dura acusación de Iglesias, que ha aludido así a uno de los episodios más negros de los GAL.

Ha acabado la diatriba de Iglesias con el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, a quien ha acusado de representar "la peor de las tradiciones políticas españolas", aquella cuyo único objetivo es "la cercanía al poder" y podía haber sido perfectamente -ha recalcado- "el jefe de escuadra" después de la Guerra Civil.

Pese a estos duros calificativos contra Rivera y su partido -le ha denominado en varias ocasiones "la naranja mecánica"-, Iglesias ha reconocido que el líder de Ciudadanos es un político "hábil" y ha llegado a decir que le admira por ello.

Iglesias le ha advertido además al candidato socialista de que "no le extrañe que cualquier día los trabajadores le pidan que entregue la S y la O del PSOE".



Empleo de calidad

Durante la intervención de Iglesias en la segunda sesión del debate de investidura a Sánchez, el dirigente de Podemos ha pedido al PSOE que defienda un empleo de calidad y no la "precariedad" con unas medidas laborales que mantienen las mismas indemnizaciones que las que contempla la reforma laboral de 2012, aprobada por el PP.

Además, Iglesias, ha aconsejado al secretario general del PSOE que "la próxima vez mande a un socialista para hablar de economía" cuando conforme su programa económico.

Advertencia de Sánchez

Pedro Sánchez, en su réplica, ha emplazado al líder de Podemos a consultar a las bases de su partido qué deben votar el próximo viernes.

"¿Por qué no hace que sus militantes voten el sí o el no a un candidato del PSOE?", ha planteado Sánchez a Iglesias al final de su 'cara a cara' en el debate de investidura.

Tras criticar que Iglesias haya intentado desde la tribuna de oradores "dar lecciones de izquierdas", el candidato ha subrayado que ha sido el PSOE el que ha sometido a la consideración de la militancia su política de alianzas y que el 80 por ciento de ésta ha respaldado el acuerdo con Ciudadanos.



Sánchez ha realizado además una advertencia: "Piense usted que si vota el viernes 'no' con Rajoy se habrá convertido en lo que había venido usted a cambiar".

Sánchez ha hecho esta afirmación tras tender la mano a Iglesias para poner en marcha en el parlamento todo aquello en lo que estén de acuerdo y no esté incluido en el acuerdo con Ciudadanos.



'Rifirrafe' por las víctimas

Por otro lado, Iglesias ha tachado a Sánchez, de tener una "actitud miserable" al "utilizar la memoria de las víctimas del terrorismo para atacar a un rival político".

"Ha hecho hoy una cosa grave: utilizar la memoria de las víctimas del terrorismo para atacar a un rival político. Es una actitud miserable e impropia de quien quiere ser presidente del Gobierno", ha afirmado Iglesias en su segunda intervención en el debate de investidura para responder a Sánchez.

El líder socialista había recordado anteriormente a Iglesias que el próximo lunes se cumplen ocho años del asesinato de Isaías Carrasco por ETA, "por aquellos a los cuales usted dijo ayer que eran presos políticos", en referencia a la salida de prisión del exdirigente de la izquierda abertzale Arnaldo Otegi.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine