20 de julio de 2016
20.07.2016

El PP avisa, tras controlar el Congreso, que no habrá investidura sin abstención del PSOE

La exministra Ana Pastor, elegida al frente de la Cámara gracias a la abstención de los soberanistas

20.07.2016 | 03:51
Los diputados aplauden a Ana Pastor tras ser elegida presidenta del Congreso.

PP y Ciudadanos asumieron ayer el mando del Congreso, en cuya Presidencia sentaron a la exministra de Fomento Ana Pastor con ayuda de los votos en blanco de nacionalistas e independentistas. Sin embargo, ni así se comprometen los populares a someter a Mariano Rajoy a una sesión de investidura el próximo 2 de agosto si no cuentan con la abstención del PSOE, que siguen empeñados en obtener.

Los socialistas y Unidos Podemos ven al presidente del Gobierno en funciones "en la senda" de la revalidación del cargo; y no sólo por los 32 votos a favor de C's -que, según esta formación, serán abstenciones en una hipotética investidura-, sino también por la negativa de ERC, CDC, PNV y CC a apoyar al único candidato que compitió con Pastor en la segunda votación, el socialista Patxi López.

La XII Legislatura echó ayer a andar con la constitución de las Cortes y la elección de los nueve miembros de su órgano de gobierno, la Mesa, que el PP, con tres puestos, y C's, con dos, dominan. PSOE y Unidos Podemos tienen cada uno dos puestos.

El mando en la Mesa de PP y C's puede ser crucial en las próximas semanas y ayudar a Rajoy a disponer de los tiempos que más le convengan con vistas a la investidura. Que, a juzgar por lo dicho por el portavoz del PP, Rafael Hernando, poco antes de que se iniciara la sesión constitutiva, no está claro que se vaya a celebrar entre el 2 y el 5 de agosto.

"No vamos a hacer ningún número ni ningún circo; por lo tanto, acudiremos si tenemos mayoría suficiente para tener un Gobierno. Si no tenemos mayoría suficiente para tener un Gobierno el día 3, volveremos a hablar con las formaciones políticas y tomaremos las decisiones oportunas", dijo Hernando en TVE, según informa "Europa Press".

Pastor no consiguió los votos suficientes para presidir el Congreso en la primera votación: obtuvo 169 sufragios, por 85 de López, 71 de Xavier Domènech (En Comú Podem, la confluencia catalana de Unidos Podemos) y 8 de Francesc Homs (CDC). Pero en la segunda le bastó el mismo número de apoyos (137 del PP y 32 de C's) para superar al exlendakari, aunque 70 de los 71 diputados de Unidos Podemos sufragaron por él. Los 25 votos en blanco de las fuerzas soberanistas lo hicieron posible.

Pero aún fue más sorprendente lo que ocurrió en las votaciones para elegir a otros miembros de la Mesa. Los vicepresidentes Ignacio Prendes (C's) y Rosa Romero (PP) cosecharon diez votos a favor que no procedían de sus bancadas. Y el PSOE y Podemos juran que salieron de escaños nacionalistas (PNV) o independentistas (CDC). De hecho, los socialistas animaron a Rajoy a consolidar ese apoyo con vistas a la investidura, pero explicando antes "a cambio de qué", y Podemos concedió que la posibilidad de un Gobierno alternativo queda "severamente comprometida". Su líder, Pablo Iglesias, ironizó: "Quién sabe si Rajoy está practicando catalán en la intimidad para buscar un acuerdo con Homs, al que parece que el PP desearía ver en la cárcel".

Así las cosas, Rajoy reiteró su oferta de gobernar con sus solos 137 escaños, siempre que PSOE y C's no "bloqueen" la investidura y él pueda atender unas "obligaciones mínimas" como la aprobación del techo de gasto o los Presupuestos de 2017.

Pastor será recibida hoy por el Rey, a quien corresponde abrir una ronda de consultas con los líderes de los partidos, que no está previsto que comience hasta la próxima semana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine