28 de julio de 2016
28.07.2016
Terrorismo yihadista

Prisión para los yihadistas detenidos por financiar al Dáesh

Los dos hermanos marroquíes, detenidos este miércoles en Girona, niegan todos los hechos que les imputa el juez

30.07.2016 | 05:40

El juez de la Audiencia Nacional Alejandro Abascal ha decretado hoy prisión incondicional para los dos hermanos marroquíes de 33 y 22 años detenidos ayer en la localidad gerundense de Arbúcies, por supuestamente colaborar en la financiación del autodenominado Estado Islámico (Dáesh).

Fuentes jurídicas han informado de que el juez ha enviado a prisión comunicada e incondicional a Abdelhak y Omar El Jelaly, al primero por un delito de pertenencia al Dáesh y al segundo por financiación del terrorismo.

Los dos detenidos han negado todos los hechos ante el juez e incluso Omar ha asegurado desconocer que otro de sus hermanos, Bachir, fallecido en Siria, pertenecía al Dáesh.

La investigación revela que ambos pertenecían a una familia numerosa de emigrantes marroquíes, llegados a España hace 13 años, en la que algunos hijos fueron radicalizándose hasta integrarse en esa organización terrorista.

El primero, Bachir, que en febrero de 2015 se desprendió de sus bienes materiales, traspasó la carnicería que regentaba en la provincia de Girona, se despidió de sus hermanos y se marchó con su mujer y sus hijos a Siria, donde combatió hasta que en marzo de este año falleció.

Los investigadores sostienen que sus dos hermanos, desde Girona, realizaron varias transferencias de dinero para financiar al Estado Islámico.

Con Bachir ya fallecido, Abdelhak decidió, según la investigación judicial, seguir los pasos de su hermano y formaba parte ya del entorno del autodenominado Estado Islámico. De hecho, en las redes sociales no ocultaba "su absoluta radicalización" y participó en los envíos de dinero a Siria, ingresos que ejecutaba el hermano pequeño, Omar.

Ambos usaban el aparato de canalización de fondos ideado por los miembros combatientes del Dáesh, un sistema que sigue unos patrones de conducta idénticos: envíos a personas interpuestas radicadas en Turquía que reenvían el dinero a su vez a los destinatarios finales que lo reciben en Siria.

La Guardia Civil detuvo ayer a los dos hermanos marroquíes, en la primera investigación en España que arroja evidencias concretas que demuestran la finalidad específica del empleo de remesas de dinero desde Europa para facilitar la operativa del Dáesh.

De hecho, según indicaron a Efe fuentes de la investigación, la Guardia Civil se incautó de más de 9.000 euros en el domicilio de los hermanos, dinero que presuntamente iban a destinar al grupo terrorista.

Esas fuentes añadieron que Abdelhak y Omar, plenamente integrados en el municipio gerundense, enviaban aproximadamente la mitad de lo que ganaban con sus trabajos, el primero como pintor de autobuses en una empresa y el pequeño como vendedor en mercadillos de forma esporádica.

Los hermanos han ingresado en la prisión de Soto del Real, el mismo día que el Tribunal Supremo ha confirmado las penas de entre 10 y 12 años de cárcel que la Audiencia Nacional impuso a los once primeros miembros de una célula yihadista condenados en España por enviar combatientes a Siria para hacer la yihad, que operaba en Ceuta en conexión con otra marroquí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine