12 de agosto de 2016
12.08.2016
Investigación

Izquierda Unida financió ilegalmente candidaturas de los comicios locales de 2015

El Tribunal de Cuentas ha detectado una irregularidad de 1,5 millones en la financiación de la campaña del partido

13.08.2016 | 06:15

El Tribunal de Cuentas ha detectado irregularidades en la financiación de la campaña de IU para las elecciones locales de 2015, ya que incluyó en su contabilidad más de 1,5 millones de euros destinados a la actividad de diferentes coaliciones.

"Estos recursos no deberían figurar en la cuenta electoral ni en la contabilidad de Izquierda Unida, sino en las de las diferentes coaliciones en las que participa", advierte el órgano fiscalizador en el informe de los comicios municipales de mayo del año pasado, el último publicado.

Otras formaciones en las que ha localizado irregularidades son la antigua CiU y Geroa Bai, pues superaron los límites de gasto, lo que en ambos casos puede llevar aparejada una sanción por vulneración de la Ley de financiación de partidos políticos.

Al PSOE, asimismo, le aplica una reducción de la subvención electoral de 350 euros como consecuencia de la emisión de publicidad electoral por televisiones locales, lo que no permite la Ley de publicidad electoral de televisión local por ondas terrestres.

El Partido Socialista es uno de las siete formaciones a las que el órgano fiscalizador aplica una reducción de la subvención.

El Tribunal de Cuentas, por tanto, ha redactado un informe de casi 900 páginas para analizar la contabilidad que desarrollaron 2.075 formaciones para las locales de mayo de 2015.

De este total, 903 formaciones pequeñas no han presentado la contabilidad, por lo que no recibirán ninguna clase de subvención.

El órgano fiscalizador entra también en el detalle de las cuentas de los principales partidos, como el PP, al que llama la atención por haber "incluido erróneamente" en la contabilidad de su propaganda electoral hasta un total de 41.218 euros.

De este partido dice, además, que muestra gastos por más de 207.500 euros que "no son susceptibles de ser financiados con subvenciones", lo mismo que 8.628 euros derivados del envío de propaganda electoral.

Igualmente, aprecia gastos electorales no declarados por 55.108 euros que el Partido Popular, explica, provienen de los grupos políticos municipales. El Tribunal de Cuentas, sin embargo, considera "constatado" que tales gastos sí corresponden al proceso electoral.

Otro reproche del órgano fiscalizador tiene que ver con la contratación de otras empresas, en concreto de cuatro proveedores que han generado una facturación de 113.325,32 euros, de lo que no han informado al Tribunal.

A Ciudadanos le informa de que 36.488 euros considerados como gastos de operaciones ordinarias no serán cubiertos por subvención, así como más de 5.500 en concepto de propaganda electoral. En Podemos no encuentra el Tribunal de Cuentas nada irregular.

La antigua CiU es uno de los partidos más apercibidos, entre otras razones por haber sumado 112.973 euros como gasto electoral no declarado (la formación alega que son de precampaña, lo que no comparte el Tribunal de Cuentas) y por haber llegado a un gasto irregular en envío de propaganda de más de 39.200 euros.

Pero la advertencia se centra sobre todo en la superación del límite de gasto en cerca de 130.200 euros, un 9,6 por ciento de exceso que la Ley de Financiación de los partidos políticos considera una infracción grave y que, en consecuencia, conlleva una sanción de más de 25.000 euros.

Geroa Bai, las siglas de Uxue Barkos, presidenta de Navarra, recibe varias llamadas de atención.

Por un lado, por contar 25.741 euros como aportaciones del partido a cuentas no electorales, lo que vulnera la Ley orgánica del Régimen Electoral General, y por otro, por rebasar el límite de gasto tipificado por ley tanto en publicidad como en publicidad exterior. En este último caso, la superación llega a un porcentaje del 109,2 por ciento

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine