30 de agosto de 2016
30.08.2016

Rajoy consumirá la sesión de esta tarde, y se votará mañana tras intervenir los portavoces

El Pleno del viernes sería mucho más corto, pero no comenzaría hasta transcurridas 48 horas de la finalización de la primera ronda de voto

30.08.2016 | 01:51

El debate de investidura del candidato del PP, Mariano Rajoy, que comienza esta tarde en el Congreso de los Diputados, seguirá un formato prácticamente idéntico al vivido el pasado mes de marzo en la investidura fallida del líder del PSOE, Pedro Sánchez. Ese formato, que implica que la primera sesión quede monopolizada por Rajoy, fue entonces duramente criticado por el líder popular.

La sesión comenzará a las cuatro de la tarde con la intervención de Rajoy, quien no tendrá límite de tiempo para su exposición. El miércoles llegará el turno de cada portavoz de grupo parlamentario, de mayor a menor, comenzando a las nueve con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

Cada portavoz tendrá un tiempo inicial de 30 minutos, una réplica de diez minutos y una posible dúplica de otros cinco minutos. El grupo de Unidos Podemos se repartirá el tiempo entre sus cuatro portavoces y el Grupo Mixto, ahora ampliado con los ocho diputados convergentes, hará lo mismo. Cerrará el debate el portavoz del PP, Rafael Hernando. A continuación vendrá la primera votación, en la que Rajoy necesita mayoría absoluta (176 votos), y sólo cuenta con 170, los del PP, C's y CC. Se calcula que la votación, pública y por llamamiento, pueda comenzar a media tarde, hacia las 18.00 horas o incluso algo antes, según la duración de las intervenciones.

De no dirimir ganador, esta primera votación marcará la hora del segundo escrutinio, que se celebrará el viernes, 2 de septiembre, 48 horas después de la primera. En ella, Rajoy ya sólo necesitaría mayoría simple, esto es, más votos a favor que en contra.

El viernes se convocará un pleno más corto, con una primera intervención de Rajoy sin límite de tiempo, y réplica de los diferentes portavoces durante diez minutos cada uno, antes de esa segunda votación. De resultar fallidas ambas votaciones, y si en dos meses a partir de mañana no se logra una investidura, el 31 de octubre se disolverían las Cortes y 54 días después habría nuevas elecciones, el 25 de diciembre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine