07 de septiembre de 2016
07.09.2016

El escándalo fuerza al Gobierno a pedir a Soria su renuncia al Banco Mundial

El PP valora la decisión "personal" del exministro y considera que faltó información sobre el proceso de designación Sánchez: "Era inmoral"

07.09.2016 | 05:50
Soria, en una foto de abril de este año.

El exministro José Manuel Soria renunció ayer al puesto de director ejecutivo del Banco Mundial (BM), para el que había sido propuesto por el Ministerio de Economía, a causa del escándalo desatado por su elección, que destacados dirigentes del PP criticaron abiertamente los últimos días. En su carta de renuncia, Soria aclara que su decisión se produce a petición del Gobierno.

El extitular de Industria también dice en la misiva, dirigida al secretario de Estado de Economía, Íñigo Fernández de Mesa, que declina el puesto por la "desproporcionada" utilización política que se ha hecho de su designación, conocida al poco de concluir el fallido Pleno de investidura de Mariano Rajoy, el pasado viernes.

También destaca que toma esta decisión a pesar de que no está ni imputado ni condenado por ninguna instancia, ni inhabilitado para el ejercicio del cargo.

Soria dimitió el pasado abril como ministro tras aparecer su nombre en "los papeles de Panamá", que vinculaban diversos negocios de su familia con sociedades en paraísos fiscales, y por las contradictorias explicaciones que dio durante casi una semana sobre este asunto.

Tanto Rajoy como el titular de Economía en funciones, Luis de Guindos, ambos amigos personales de Soria y el segundo, además, compañero de promoción, salieron en defensa del exministro, alegando que es funcionario del Estado y tiene derecho a optar a un puesto de estas características en un proceso en el que los candidatos son valorados por la idoneidad, el historial de servicio público y la experiencia, informe la agencia "Efe".

Sin embargo, ya el viernes y, sobre todo, desde el sábado en adelante empezaron a aparecer voces discordantes en la plana mayor del partido del Gobierno. Dirigentes como el gallego Alberto Núñez Feijóo -a punto de entrar en la campaña de los comicios autonómicos del día 25-, las madrileñas Cristina Cifuentes o Esperanza Aguirre, el castellano-leonés Juan Vicente Herrera o, ayer mismo, el andaluz Juan Manuel Moreno criticaron el momento elegido para anunciar la designación o consideraron ésta inaceptable.

La comisión de evaluación de candidaturas a las instituciones financieras internacionales (IFIs), integrada por altos cargos de Economía, fue la encargada de seleccionar a Soria en un concurso de méritos del que no se han revelado las bases ni los candidatos que competían por el puesto.

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, recibió en Twitter la renuncia de Soria diciendo que "pone de manifiesto lo inmoral de la propuesta y las falsedades con que han intentando justificarla". Y el de Ciudadanos, Albert Rivera, opinó en la misma red: "El gobierno de Rajoy, obligado a renunciar a la colocación de Soria en el Banco Mundial. No pueden seguir confundiendo España con su partido".

El portavoz del PP, Rafael Hernando, valoró la decisión "personal" del exministro de renunciar al puesto, pese a tener "un currículum aquilatado y méritos suficientemente contrastados". Para Hernando, ha faltado información sobre el procedimiento de designación. Pero "no es una designación a dedo como en el pasado fueron otras (...) Éste es un ejemplo claro de lo que no son puertas giratorias", aseguró.

Pese a la renuncia, PSOE y Podemos exigen la comparecencia de De Guindos en el Congreso para que dé explicaciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine