29 de septiembre de 2016
29.09.2016

Javier Fernández, la gran apuesta de los críticos para presidir la gestora

El líder de la FSA tendría que pilotar al mismo tiempo la mayor crisis en la historia moderna del PSOE y un Gobierno regional en clara minoría

29.09.2016 | 03:50
Javier Fernández y Pedro Sánchez, en un acto electoral en el Niemeyer de Avilés, en una imagen de archivo.

El líder de los socialistas asturianos, Javier Fernández, es la gran apuesta de los críticos para presidir la comisión gestora que relevaría a Pedro Sánchez y que tendría como misión pilotar el día a día del PSOE hasta la celebración del congreso. En ese día a día estaría gestionar nada más y nada menos que la postura del partido sobre la crisis institucional que vive España, con un Gobierno en funciones desde el año pasado. La creación de la gestora, de momento, no está confirmada, pero de salir adelante y ser Javier Fernández el elegido, tendría repercusión en el también complejo escenario político del Principado.

La apuesta por Javier Fernández, que ya se manejaba desde hace semanas, se avivó en la tarde de ayer después de que 17 miembros de la ejecutiva formalizasen su dimisión. Aunque el secretario general de la FSA ha guardado silencio sobre si el PSOE debía abstenerse ante la investidura de Mariano Rajoy, el pasado lunes definió como "fuera de lugar y extemporánea" la decisión de Pedro Sánchez de proponer la celebración inminente de primarias y congreso. Mientras los críticos, con la Federación Andaluza al frente, la más potente del país, destacan la idoneidad de Javier Fernández por su perfil político y la solidez de su discurso, ajeno del todo al ruido mediático e interno que salpica a la actual crisis del PSOE, desde Ferraz consideran que el secretario general de la FSA ha estado al corriente de todos los movimientos de los críticos y ha tenido contacto de manera permanente con la presidenta andaluza, Susana Díaz, a la que consideran principal promotora de la operación para apear a Pedro Sánchez de la secretaría general socialista. La falta de interlocución de Pedro Sánchez con, al menos, cinco de los presidentes autonómicos del partido -Javier Lambán (Aragón), Guillermo Fernández Vara (Extremadura), Ximo Puig (Valencia), Susana Díaz (Andalucía) y el propio Javier Fernández- es otro de los argumentos de los críticos para cuestionar al secretario general del PSOE.

Javier Fernández fue el primer dirigente que en el comité federal celebrado tras las elecciones del 20-D ya planteó la conveniencia de celebrar un congreso federal, una posición que en aquel momento acabó siendo aparcada frente a la tesis de la dirección, de que era prioritario despejar las incertidumbres políticas del país.

La asunción de la presidencia de la gestora entrañaría una gran responsabilidad para Javier Fernández: por un lado, porque el PSOE atraviesa su situación más delicada desde la Transición y, por otro, porque la situación del Gobierno socialista en Asturias tampoco resulta sencilla, con 14 diputados sobre un total de 45, la amenaza de una segunda prórroga presupuestaria y la pérdida, en ciernes, de su único aliado, la IU de Gaspar Llamazares, cuyo respaldo, sin embargo, no le garantiza sacar adelante las votaciones del Presupuesto y demás leyes. Por lo tanto, el nombramiento del líder de la FSA, de materializarse, tendría, a priori, más contras que pros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine