04 de octubre de 2016
04.10.2016

La gestora sopesa cambios en los grupos parlamentarios, "pero no drásticos"

Javier Fernández adopta como objetivo inmediato "tender puentes, hablar, pactar y cohesionar" para "enfriar" al PSOE

04.10.2016 | 04:08
La gestora del PSOE, durante su primera reunión.

La comisión gestora del PSOE no prevé ningún "cambio drástico" ni "revolución" en los grupos parlamentarios socialistas del Congreso y del Senado. Quizás en un futuro, pero aunque todos los portavoces comunicaron a Javier Fernández que ponían sus cargos a disposición, la gestora no adoptó la decisión de efectuar ningún relevo aún. La única excepción inmediata será la del portavoz del PSOE en el parlamento europeo, Iratxe García, que confirmó que reuncia al puesto. No obstante, por la mañana la gestora no tenía constancia de esa dimisión irrevocable.

Algunas fuentes daban por hechos los relevos inmediatos de Antonio Hernando (portavoz del Congreso) y Óscar López (Senado), pero cualquier decisión estará a expensas de la reunión que está previsto que hoy mantenga Javier Fernández con ambos grupos parlamentarios. Parlamentarios socialistas del ala crítica reconocieron que Hernando, pese a alinearse en el lado de Pedro Sánchez, "siempre ha tratado de actuar buscando la cohesión del grupo". Incluso fue uno de los "sanchistas" con una posición más conciliadora en el pasado comité federal. No señalan lo mismo los senadores "críticos" respecto a Óscar López. Eduardo Madina, quien disputó la secretaría general a Pedro Sánchez, es una de las opciones para sustituir a Hernando, aunque no hay plazos para hacerlo. "Se mantendrán los portavoces", dijo Javier Fernández.

Lo que sí descartó el asturiano es que los parlamentarios puedan romper la disciplina de voto de cara a una hipotética abstención para investir a Rajoy. Son varios los que han expresado en privado su intención de mantener su "no" sea lo que sea que decida el comité federal. "Deberán atenerse a las consecuencias", indicaron diputados "críticos". Javier Fernández afirmó ayer sobre esa posibilidad: "No me la he planteado ni me la planteo".

Todo ello deberá negociarse tras el "espectáculo lamentable y bochornoso" del pasado comité federal, según Fernández, "que no debe repetirse". Por eso, se encomendó la tarea de "tender puentes, hablar, pactar y cohesionar" en un PSOE que necesita "rebajar la temperatura" antes de que el "incendio interior" termine "en algo irresoluble", insistió.

El objetivo final de la gestora será "conducir al partido a un nuevo congreso", sin prisa, en el que se hable de "preguntas viejas aún vigentes, como por qué la pobreza, la desigualdad o la dominación", cuestiones que requieren ahora "respuestas distintas que no estamos siendo capaces de dar."

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine