Los soberanistas abren la puerta a que el referéndum catalán sea antes del verano

La CUP y ERC coinciden en que la presión judicial sobre los cargos públicos obligaría a anticipar la consulta, para la que reservan 5,8 millones

31.01.2017 | 03:51
Los soberanistas abren la puerta a que el referéndum catalán sea antes del verano

El soberanismo catalán deja abierta la posibilidad de anticipar el referéndum sobre la independencia de Cataluña para que se celebre antes de verano, en lugar de en septiembre, el mes que hasta ahora viene manejando el Ejecutivo de Puigdemont. Tras su decisión de respaldar el presupuesto, que garantiza la estabilidad del Gobierno durante los próximos meses, la CUP defendió ayer la conveniencia de adelantar la consulta para eludir la creciente presión judicial sobre el independentismo.

El portavoz del Secretariado Nacional de la CUP, Quim Arrufat, considera probable que la formación, de la que, en última instancia, depende el actual Gobierno catalán recurra a los términos del pacto con Junts pel Sí que permitiría anticipar el referéndum. En la CUP existe el convencimiento de que el Estado buscará forzar la renuncia al proceso de ruptura con España a través de inhabilitaciones a cargos públicos catalanes. El vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, considera "posible" ese cambio de calendario. El presupuesto para este año incluye una partida de 5,8 millones de euros para la consulta y el Ejecutivo considera que está en disposición de cumplir con su compromiso de convocarlo, como muy tarde, en septiembre. Ese sigue siendo el momento preferido por los socios del Gobierno, según el portavoz de ERC, Sergi Sabrià, quien, no obstante, considera que "hay que estar preparados por si las circunstancias obligasen a celebrarlo antes". Sabrià reconoce que una eventual inhabilitación de la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, harían "inviable" la consulta de septiembre y "obligaría" a anticiparla.

Los mensajes del soberanismo sobre los peligros que asedian al referéndum están acompañados de llamadas a otras fuerzas, que consideran en posición dubitativa, a que se sumen al proceso. Sabrià asegura que "haremos todo lo posible para que el referéndum sea acordado con el Estado", pero si el pacto no llega "no nos vamos a rendir", por lo que el "entorno" de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y del portavoz de Catalunya Sí Que Es Pot, Joan Coscubiela, "deberán decidir si se ponen del lado de las urnas o del lado del PP, el PSOE y Ciudadanos, que las querrán impedir".

Ciudadanos reclama urnas, pero de otro tipo. La líder del partido naranja en Cataluña, Inés Arrimadas, quien ayer ejercía por vez primera como portavoz de la ejecutiva que encabeza Rivera, considera que la única salida a la situación catalana es "elecciones o elecciones". El Gobierno de la Generalitat "no puede ofrecer nada más a los catalanes que intentar repetir la consulta del 9-N" de 2014, afirma Arrimadas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine