15 de mayo de 2017
15.05.2017
Inmigración

Diez meses de cárcel a un jugador del Ceuta por pasar a un 'sin papeles' a la península

El jugador ha sido condenado a dos penas de seis y cuatro meses de prisión, aunque no irá a prisión

17.05.2017 | 00:09

El futbolista de la Asociación Deportiva Ceuta, equipo del grupo X de Tercera División, Ismael M., ha sido condenado a última hora de la tarde este martes a dos penas de seis y cuatro meses de prisión por sendos delitos por pasar a la península a un inmigrante indocumentado, aunque no ingresará en prisión.

Fuentes judiciales han informado a Efe de que el futbolista ha prestado esta tarde declaración en el Juzgado de Instrucción de Ceuta acompañado por su abogada tras ser detenido el pasado domingo.

Los hechos se desencadenaron cuando un miembro del equipo técnico del club Ceuta se percató de que había alguien extraño entre los jugadores que viajaban en el barco hacia Algeciras para disputar el partido frente al Recreativo de Huelva B.

Finalmente se descubrió que era un inmigrante marroquí que vestía el chándal del equipo, y que declaró que el jugador le había ayudado a embarcar intentando que pasara desapercibido con el resto de la comitiva deportiva.

El futbolista de la Ceuta ha reconocido los hechos pero no ingresará en la cárcel, al carecer de antecedentes penales y aceptar las penas por un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros y otro por la cesión de un documento legal para su uso.

El jugador ha sido condenado a una pena de siete meses y quince días de cárcel que, gracias a la reducción obtenida por la conformidad alcanzada entre las partes, se ha quedado en seis meses.

La pena por la cesión del documento de identidad al inmigrante, de seis meses de prisión, ha quedado reducida a cuatro, además de una multa de tres meses a dos euros diarios, que se reduce a dos.

Después de conocer la sentencia, el jugador ha dado lectura a un comunicado en la sede del club, sin admitir preguntas. "En estos dos días he tenido tiempo para presentar y me presento muy triste pero asumo mi responsabilidad", ha dicho.

"Quiero limpiar la imagen y el nombre del club porque es mi equipo, mi club y mi familia y entiendo la decisión de apartarme. Mi error ha sido no acudir al club para contar que tenía un problema, me asusté y tenía miedo", ha afirmado Ismael M.

Asimismo, el futbolista ha añadido: "asumo mi parte de responsabilidad, reconozco los hechos y lo hice porque estaba amenazado y tenía miedo, lo cual ya se lo he contado a la justicia".

El jugador ha pedido disculpas: "muero por este club, asumiré cualquier decisión que tome, me han acompañado en este duro momento y les doy las gracias".

Por su parte, el presidente del Ceuta, Luhay Hamido, ha afirmado que "con ésto damos zanjado el tema como club, no vamos a hacer ninguna declaración más y ahora me reuniré con la plantilla, el cuerpo técnico y la directiva para tomar una decisión a nivel interno".

Luhay Hamido ha asegurado que el jugador está "apartado, no despedido".

El jugador fue detenido como consecuencia de una investigación policial a cargo de la Unidad de Redes contra la Inmigración (UCRIF) que comenzó el pasado mes de enero sobre una posible organización dedicada al tráfico de inmigrantes desde Ceuta a la península y que se ha saldado con el arresto de tres personas y del inmigrante sorprendido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine