19 de agosto de 2017
19.08.2017
Atentados en Cataluña

La madre de Younes Abouyaaqoub: "Quiero que se entregue"

Familiares y amigos de los terroristas de Ripoll se han concentrado para mostrar su rechazo a los ataques

20.08.2017 | 08:34
Varias mujeres familiares de los presuntos terroristas de Ripoll.

La madre de Younes Abouyaaqoub --en busca y captura y posible conductor de la furgoneta del atentado en Barcelona-- ha pedido este sábado a su hijo que se entregue porque es mejor que esté preso a que muera, y ha rechazado los asesinatos.

Lo ha declarado a los periodistas su madre, Ghanno Gaanimi, durante una concentración de vecinos musulmanes este sábado por la tarde en el centro de Ripoll para pedir paz.

Junto a ella, una familiar ha traducido sus palabras: "Que venga a verla, que venga con ella, que no haga esto, que ella no tiene culpa de nada de esto".

"Que vaya a la Policía, que se entregue, que prefiere que esté en la cárcel a que esté muerto, que ella no quiere que maten a los demás, que son personas", ha añadido.

Familiares, amigos y conocidos de los jóvenes de Ripoll (Girona), presuntos autores de los atentados de Barcelona y Cambrils (Tarragona), el pasado jueves, se han concentrado esta tarde en la plaza del Ayuntamiento para expresar, "rotos" de dolor, su rechazo a lo ocurrido y guardar un minuto de silencio por las víctimas.

La prima de Younes Aboyaaqoub, el joven de 22 años al que la policía está buscando por su vinculación con los atentados, se ha declarado convencida de que ha sido el imán, Abdelbaki Es Satty, quien les habría "manipulado".

"No sabemos si están vivos o están muertos, no sabemos dónde están", ha subrayado la mujer, que ha defendido la aparente normalidad de los jóvenes musulmanes implicados en los atentados.

Otras dos mujeres, que se han identificado como la madre y la hermana de otro de los presuntos terroristas, Mohamed Hychami, abatido en Cambrils (Tarragona), han explicado que todos están "rotos de dolor" y que "les ha caído el mundo encima al saber la noticia", ya que no sospechaban "absolutamente nada".

"Eran unos chicos muy normales", han indicado ambas mujeres, que han explicado que en ocasiones iban a Vic (Barcelona) o a la capital catalana "como todos los jóvenes de esta edad", aunque nunca sospecharon que pudieran estar radicalizándose.

Hasta la plaza del municipio también se ha acercado Mounir Laghmiri, un hombre de 27 años que forma parte de la comunidad islámica Annur y que conocía a los jóvenes que ahora buscan y acusan de ser los presuntos autores de los atentados de esta semana en Cataluña.

Laghmiri ha revelado que los conocía, aunque tampoco los veía mucho, ya que no formaban parte "del mismo grupo de amigos", pero que los saludaba y que "nunca hubiera pensado esto de ellos", ha dicho.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine