23 de agosto de 2017
23.08.2017
Conflicto laboral

El arbitro del conflicto de Eulen buscará "limitar el daño"

Peña se ha reunido con el comité de la huelga y ha asegurado que mejorará la calidad del trabajo

24.08.2017 | 05:29
Marcos Peña (i) a su llegada a El Prat.

El árbitro que debe resolver el conflicto de los trabajadores de seguridad de Eulen en el Aeropuerto de El Prat, Marcos Peña, se ha reunido hoy con el comité y ha asegurado que buscará "limitar el daño" a las partes y mejorar la prestación del servicio y la calidad del trabajo.

Peña es la persona nombrada por el Gobierno para dictar el laudo de obligado cumplimiento con el que se pretende zanjar un conflicto laboral que ha provocado largas colas de pasajeros este verano en los controles de seguridad del aeropuerto de Barcelona, lo que motivó el incremento de efectivos de la Guardia Civil.

"Sabiendo que nadie va a quedar contento, lo que hay que hacer es limitar el daño y mejorar la prestación del servicio, la calidad del trabajo y la salud de los trabajadores, así como la capacitación de los mismos", ha apuntado el árbitro en declaraciones a los medios tras reunirse con representantes del comité de huelga.

Peña ha subrayado que su objetivo es "conciliar intereses", no "dar la razón a nadie", ya que "ningún trabajador va a la huelga por capricho" ni "ninguna empresa es mala por naturaleza".

Además, ha recordado que en este conflicto también hay una tercera parte afectada, los pasajeros, a quienes se tiene que garantizar su comodidad y seguridad.

El árbitro ha asegurado que su intención es entregar el laudo a las partes el próximo miércoles, un día antes del límite establecido, para que lo estudien, si bien ha recalcado que el dictámen será de obligado cumplimiento.

Antes de esa fecha, pretende seguir con las reuniones con el comité y la empresa, y ha manifestado su voluntad de encontrarse también con Aena y con responsables del Departamento de Trabajo de la Generalitat, de la que ha aplaudido su labor como mediador.

Peña ha subrayado que el conflicto laboral de El Prat, que afecta a los trabajadores encargados de la seguridad de los controles de pasajeros, no es singular, sino que "todos los grandes aeropuertos tienen conflictos similares".

El Consejo de Ministros acordó el pasado 16 de agosto establecer el arbitraje obligatorio como solución a la convocatoria de huelga indefinida de los trabajadores de Eulen.

El comité destaca el tono "afable" del árbitro

Tras la reunión, el asesor del comité de huelga de Eulen, Juan Carlos Giménez, ha destacado el tono "afable" de Peña.

"Ha estado bien, es un hombre afable e iremos viendo cómo van los resultados", ha apuntado en declaraciones a los medios en la terminal T2.

Giménez ha sostenido que Peña "se ha dado cuenta de que no es un tema solamente económico, sino que el problema es mucho más complejo" y ha recordado que los trabajadores no reconocerán el laudo que se dicte porque se han "pisado" sus derechos.

En esta línea, ha apuntado: "lo primero que hemos dicho es que no reconocemos el laudo, que iremos por la vía de la denuncia, pero que estamos dispuestos a hablar con el árbitro y a traerle todo lo que nos pida".

Con todo, Giménez ha detallado que los trabajadores votarán en asamblea el laudo y, en caso de que estén de acuerdo en asumir las condiciones del mismo, se habrá acabado el conflicto laboral.

Por otra parte, está previsto que la asamblea se reúna este próximo domingo para decidir si convocan una nueva huelga en los controles de seguridad del Prat, en este caso como protesta por el despido de "cuatro o cinco" empleados, que aseguran que se han producido como represalia de todo este conflicto.

Fuentes de Eulen han señalado que asumirán el dictamen de Peña como ya hicieron antes con la propuesta de la mediación de la Generalitat, que incluía un complemento de hasta 200 euros mensuales por trabajador en doce pagas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine