24 de agosto de 2017
24.08.2017

La AUGC denuncia que los Mossos no vieron que la explosión de Alcanar era terrorista

Guardia Civil y Policía lamentan haber sido excluidos de la investigación en un comunicado sindical que la Policía autonómica considera "miserable"

24.08.2017 | 05:29
El mayor de los Mossos d´Esquadra, Josep Lluís Trapero.

Guardia Civil, Policía y Mossos han acabado sacando a la luz, a través de sus sindicatos, las tensiones generadas por la exclusión de los dos primeros cuerpos de la investigación de los atentados. Una exclusión que, se quejan, comenzó la víspera de la masacre con su apartamiento de las labores destinadas a esclarecer la explosión del chalé de Alcanar donde los terroristas fabricaban bombas.

El enfrentamiento se disparó el martes con la publicación de un comunicado conjunto de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) y el Sindicato Unificado de Policía (SUP). En el texto, ambos sindicatos denuncian "la exclusión y el aislamiento" de las Fuerzas de Seguridad del Estado en la investigación y aluden a una supuesta voluntad política de "presentar un Estado catalán autosuficiente". En unas declaraciones en las que explica el comunicado, el portavoz de la AUGC, Juan Fernández, se queja de que, desde las primeras horas del atentado, fueron los Mossos quienes se encargaron, a pesar de tratarse de un acto terrorista, que, afirmó, es competencia de los cuerpos de seguridad estatales. En su opinión, sus medios materiales y humanos, y su experiencia, deberían haber sido reclamados por los Mossos "para ayudar".

Fernández hizo hincapié en que, cuando se produjo la explosión de Alcanar, hubo numerosas llamadas entre dirigentes de los tres cuerpos y, rápidamente, se excluyó a Guardia Civil y Policía, porque se consideró que la explosión tenía un carácter "ordinario". Si se hubiera recurrido a los TEDAX, especialistas en desactivación de explosivos de la Guardia Civil, dijo Fernández, "a lo mejor" se hubiera concluido el carácter terrorista de la deflagración y "tal vez todo se podría haber atajado mucho antes".

Desde el SUP, su portavoz, Ramón Cossío, acusó a los responsables políticos de la Generalitat de la "exclusión" y sostuvo que lo que les ha movido a difundir el comunicado "no es un ataque de cuernos" sino la voluntad de que se eviten errores como el de no recurrir a los TEDAX o no consultar los datos que el Estado tenía sobre el imán de Ripoll.

Estas críticas han sido muy mal acogidas desde la Federación de Profesionales de la Seguridad Pública en Cataluña (FEPOL), cuyo portavoz, Valentín Anadón, consideró "extraño" el comunicado y calificó de "miserable" que en él se haya mezclado la investigación con el proceso independentista.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine