25 de agosto de 2017
25.08.2017

El juez deja libre al dueño del locutorio en el que la célula compró billetes de avión

Identificados los restos del segundo terrorista muerto en la explosión del chalé de Alcanar, donde había acetona para fabricar hasta 150 kilos de TATP

25.08.2017 | 04:31
El Karib sale de la cárcel para declarar ante el juez este martes.

Dos de los cuatro detenidos por los atentados de Cataluña se encuentran libres, después de que el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu dictase ayer auto de libertad provisional para Salah El Karib, responsable del locutorio donde miembros de la célula compraron billetes de avión. Andreu había prorrogado su detención 72 horas.

En el auto de libertad, el magistrado considera que no se ha constado la relación de El Karib con los integrantes de la célula terrorista. El juez le impone medidas cautelares la obligación de comparecer todos los lunes, fijación de domicilio y prohibición de salir del territorio nacional, por lo que ha entregado su pasaporte.

El otro detenido puesto en libertad es Mohamed Aallaa, hermano de uno de los cinco terroristas que murieron en Cambrils y dueño del Audi 3 con el que atentaron. Otros dos detenidos han ingresado en prisión: Mohamed Houli Chemlal, el melillense herido el miércoles de la pasada semana en la explosión del chalé de Alcanar (Tarragona), y Driss Oukabir, hermano de uno de los fallecidos en Cambrils, y que fue quien alquiló la furgoneta utilizada en el ataque de Barcelona.

Familiares de los terroristas aseguraron ayer que vieron a la mayor parte de los jóvenes que atentaron en Cambrils (Tarragona) salir juntos de Ripoll, la localidad gerundense en la que residían, en una furgoneta ese mismo día. Todo hace pensar que a bordo iban hasta cuatro de los cinco abatidos en Cambrils, que acudieron a rescatar al quinto, Mohamed Hichamy, conductor de la furgoneta "Kangoo" accidentada en la AP-7 una hora y media antes del atentado de las Ramblas.

Finalmente ha quedado confirmado que fueron dos los terroristas muertos en la explosión del chalé de Alcanar, donde la célula preparaba los explosivos con los que pretendía atentar contra varias iglesias, entre ellas la Sagrada Familia. Los Mossos han confirmado que los restos del segundo corresponden a Yousef Aallaa, hermano de uno de los detenidos puestos en libertad y de Said, que fue abatido en Cambrils. El primero de los terroristas, ya identificado, era el imán de Ripoll, Abdelbaki Es Satty, considerado el organizador de los atentados.

Según fuentes militares y policiales citadas por Efe, con los 500 litros de acetona que habían adquirido los terroristas hubieran podido fabricar hasta 100 o 150 kilos de explosivo TATP, un compuesto muy sensible, conocido como "la madre de Satán", que suele elaborarse en cantidades pequeñas por su inestabilidad. Para elaborar TATP, el explosivo que ha usado el grupo Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) en varios de sus atentados en Europa, se necesitan tres elementos relativamente accesibles: un ácido fuerte como el sulfúrico, agua oxigenada y acetona.

No ha sido establecido todavía si los asesinos disponían de detonadores para sus bombas. Conseguirlos pudo ser el objetivo del viaje relámpago que dos o tres de los terroristas hicieron a la región de París los pasados días 11 y 12. Durante ese viaje, el Audi 3 en el que viajaban, el mismo usado en Cambrils, fue detectado en un radar por exceso de velocidad. Los investigadores estudian si en ese viaje entraron en contacto con posibles conexiones que tuvieran en Francia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine