28 de agosto de 2017
28.08.2017
Marcha contra el terrorismo

Atribuyen los pitos en la marcha de Barcelona a que la seguridad la dirigiera la ANC

La Asamblea Nacional Catalana matiza que la entidad soberanista "ayudó en el servicio del orden"

29.08.2017 | 17:33

La clave de los abucheos y pitos a las autoridades del Estado en la manifestación contra el terrorismo de este sábado en Barcelona, está, consideran fuentes constitucionalistas, en asignarle oficialmente a los voluntarios de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) el servicio de orden de la manifestación.

Eso les permitió organizar los laterales de la cabecera y llenar los puntos clave del recorrido con independentistas y banderas esteladas de la CUP y ERC, a las que se sumaron las entidades contra la venta de armas en Oriente Medio, para organizar la pitada y captar la atención de los medios de comunicación, opinan las fuentes.

El propio presidente de la Asamblea Nacional Catalana, Jordi Sánchez, ha admitido hoy que la entidad independentista "ayudó en el servicio del orden" de la manifestación por encargo de "los organizadores", la Generalitat y el Ayuntamiento barcelonés.

No obstante, el Ayuntamiento de Barcelona lo ha negado y ha explicado que los voluntarios de esta entidad independentista, junto con los de otras entidades, se encargaron de dar información y repartir las flores que facilitó el Gremio de Floristas.

Decenas de esteladas, durante la manifestación de Barcelona.EFE

"Estábamos completamente rodeados de gente que insultaba. Todos juntos", han manifestado a Efe personas que asistieron a la manifestación y se encontraban cerca de las autoridades que participaron en la misma.

Medio millón de personas se manifestaron este sábado en el centro de Barcelona contra el terrorismo tras los atentados yihadistas de la semana pasada en la Ciudad Condal y en Cambrils (Tarragona), que han costado la vida a 16 personas. La última de ellas, una ciudadana alemana de 51 años, falleció este domingo en el hospital del Mar.

El Rey Felipe, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y otras autoridades fueron pitadas y abucheadas al principio y al final de la manifestación.

Sánchez ha señalado que "la ANC fue convocada por los organizadores" a la manifestación y se dedicó a "ayudar en el servicio de orden", una competencia en la que, ha explicado Sánchez, la entidad tiene mucha experiencia por las numerosas manifestaciones soberanistas que ha organizado en los últimos años.

Ante las críticas de que "las entidades soberanistas manipularon la marcha", Sánchez ha querido aclarar que "la ANC no se apropió de la seguridad -a cargo de Mossos y Guardia Urbana- ni manipuló" el evento, sino que actuaba bajo las órdenes de los organizadores.

El Ayuntamiento de Barcelona lo niega


El Ayuntamiento de Barcelona ha negado que encargara el servicio de orden de la manifestación del sábado a la ANC y ha explicado que lo que hicieron sus voluntarios fue dar información y repartir las flores del Gremio de Floristas.

Un portavoz del Ayuntamiento de Barcelona ha asegurado a Efe que el servicio de orden de la manifestación lo dirigió los Mossos d'Esquadra, con la colaboración de otras policías, como la Guardia Urbana, y que los voluntarios nunca tuvieron acceso ni a la cabecera de la manifestación ni a la "cápsula" de seguridad en la que fue el Rey y las autoridades políticas.

Las mismas fuentes han señalado que el Ayuntamiento solicitó la colaboración de las entidades que cuentan con más voluntarios para que estuvieran en los 18 puntos de acceso (confluencias de calles) a la manifestación para repartir las 70.000 flores y facilitar información sobre el transporte público o los servicios sanitarios a los participantes.

La Asamblea Nacional Catalana (ANC) aportó numerosos voluntarios al igual que la CONFAVB (entidades de vecinos), "pero nunca se encargaron del servicio de orden, que era una responsabilidad de los Mossos d'Esquadra", según las fuentes.

Los voluntarios de la ANC, como los de otras entidades, lucieron un chaleco de color amarillo sin ningún logotipo.
"Los responsables del servicio de orden fueron exclusivamente los Mossos d'Esquadra", ha insistido el portavoz municipal, que contaron con la colaboración de la Guardia Urbana y de otras fuerzas policiales.


El presidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Sánchez, ha admitido hoy que la entidad independentista "ayudó en el servicio del orden" de la manifestación contra del terrorismo de Barcelona por encargo de "los organizadores", la Generalitat y el Ayuntamiento barcelonés.

Sánchez ha explicado, en declaraciones a Rac1, que "la Generalitat y el Ayuntamiento no tienen experiencia en servicios de orden, sino en seguridad. Es normal -ha añadido- que las instituciones contasen con las entidades y es normal que las entidades nos ofreciésemos en el servicio de orden".

Sánchez ha abundado así que "la ANC fue convocada por los organizadores" a la manifestación y se dedicó a "ayudar en el servicio de orden", una competencia en la que, ha explicado Sánchez, la entidad tiene mucha experiencia por las numerosas manifestaciones soberanistas que ha organizado en los últimos años.

Ante las críticas de que "las entidades soberanistas manipularon la marcha", Sánchez ha querido aclarar que "la ANC no se apropió de la seguridad -a cargo de Mossos y Guardia Urbana- ni manipuló" el evento, sino que actuaba bajo las órdenes de los organizadores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine