12 de septiembre de 2017
12.09.2017
Desafío independentista

El Gobierno acusa a los independentistas de querer crear un "clima bélico"

Pide a Puigdemont que convoque elecciones si lo que quiere es consultar a los ciudadanos

13.09.2017 | 09:55

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha asegurado hoy que con el desafío soberanista catalán y la convocatoria del referéndum del 1 de octubre "a algunos les interesa crear un clima bélico y dar un discurso de conflicto y de agresividad".

"Esto es un debate de carácter político, constitucional y debería ser democrático", ha aseverado Catalá en declaraciones a TVE, donde ha planteado que "es una posibilidad" que el 1 de octubre "la tensión suba" y se produzca "algún tipo de altercado, de desorden público".

En ese sentido, ha mostrado su convencimiento de que la Generalitat y los Mossos garantizarán el orden público porque "trabajan para todos los catalanes, no para unos pocos".

"(La Generalitat) No podrá consentir desórdenes, altercados, incidentes porque tiene que velar por la seguridad", ha dicho.

En su opinión, en este proceso se debería ser capaz de discutir "sin hablar de buenos y malos porque parece que los catalanes buenos son los que apoyan el referéndum, y los que no lo apoyan, o no son catalanes o no son buenos".

Para el titular de Justicia, "lo lamentable" del desafío soberanista catalán es que el Gobierno de la Generalitat "se ha dejado arrastrar" por el discurso de los más extremistas, y con ello, ha apuntado, "se ha perdido el seny, la cordura y el equilibrio" con el que se tendría que estar hablando de este asunto.

"¿Se puede hablar de una reforma de la Constitución? Pues claro que sí. ¿Se puede hablar de un referéndum en Cataluña para modificar el Estatuto de autonomía? Pues claro que sí. ¿Se puede hablar de un referéndum en Cataluña para que unos pocos decidan lo que somos los españoles? Pues no, porque somos todos iguales en derechos", ha añadido.

Respecto a la aplicación del artículo 155 de la Constitución, que permite promover desde la Cámara Alta la suspensión de una autonomía, el ministro ha recordado que en un Estado de derecho hay herramientas suficientes para garantizar que se cumplan las leyes y dicho artículo "es una más".

En cuanto a la celebración ayer de la Diada, el titular de Justicia ha negado que le preocupe la participación ciudadana, ahora bien, ha destacado que lo que le preocupa es "que una fiesta de todos se haya convertido en una fiesta de minorías radicales".

Convocatoria de elecciones

Mientras, el portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha pedido este martes al presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, que convoque elecciones autonómicas para consultar a los ciudadanos en vez de impulsar un referéndum de autodeterminación que es "ilegal".

"Si lo que quiere Puigdemont es consultar, es muy sencillo, que convoque elecciones autonómicas", ha manifestado en una entrevista en Antena 3 recogida por Europa Press. El portavoz del Ejecutivo ha apuntado que eso sí "está en su poder y capacidad", mientras que el derecho de autodeterminación "no está reconocido en ningún texto" y la Generalidad no tiene competencias para convocar un referéndum.

Méndez de Vigo ha afeado a los independentistas que aseguren que el derecho a la secesión existe, pero "no digan dónde": "La secesión fue un derecho reconocido en los años 60 para situaciones coloniales. Espero que Puigdemont y Junqueras no digan que Cataluña está una situación colonial", ha ironizado.

Pedro Sánchez pide a Colau "claridad"

Mientras, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha instado este martes a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, a posicionarse "claramente" contra el referéndum del 1 de octubre, si bien ha descartado que el PSC rompa el pacto de gobierno con ella por esta cuestión.

Lo ha hecho en un desayuno-coloquio del Foro Primera Plana en Barcelona, en el que ha querido participar "a petición propia" un día después de la Diada, y al que ha asistido un nutrido grupo de alcaldes socialistas; el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, y el primer teniente de alcalde de Barcelona, Gerardo Pisarello, entre otros.

Sánchez ha dicho que le gustaría que Colau estuviera al lado de los alcaldes socialistas en el cumplimiento de la legalidad y la protección a los funcionarios: "No comprendo que a 15 días --del 1-O-- no se haya posicionado claramente".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine