Mónaco sí selecciona a Raúl

25.05.2008 | 00:00
La novia de Briatore, Elisabetta Gregoraci, sonríe en el paddock.
La novia de Briatore, Elisabetta Gregoraci, sonríe en el paddock.

Montecarlo (Mónaco),

Á. FAES, enviado especial de


LA NUEVA ESPAÑA

La cosa iba ayer de familias en Mónaco. A la puerta de la caravana de Renault, la espectacular Elisabetta Gregoraci se lucía a la espera de su prometido. A sus 57 años, Flavio Briatore, director de Renault, se casará con la joven, de 30, que raramente se deja ver por los circuitos, salvo su ineludible cita en Mónaco. Entre el ir y venir de famosos, Fernando Alonso se las arregla para mantenerse al margen. Apenas abandona la zona privada de la caravana de Renault y sólo se deja ver cuando dedica un par de minutos a firmar autógrafos a través de la valla que hay frente al campamento del equipo.

Gregoraci está instalada en el «Force Blue», el imponente barco de Flavio Briatore, donde puede pasar de todo. Lo último, el salto al agua de la cantante Lilly Allen durante una fiesta a comienzos de semana. En un arrebato de euforia, se quitó la parte superior del bikini y se fue al mar. Raudos, los tripulantes del barco acudieron al rescate, antes de hacer efectiva la expulsión que ordenó el propio Briatore.

Sin tanto escándalo, se dejó caer por Mónaco Raúl. El capitán del Madrid es el segundo futbolista de la plantilla blanca que aparece por el circuito. El jueves fue Casillas, en este caso, como invitado de Fernando Alonso. El delantero apareció con su esposa, Mamen Sanz, y con Jorge y Hugo, dos de sus cuatro hijos, uno, con camiseta de Fernando Alonso, y el otro, con una bandera de España atada al cuello.


El delantero y su familia fueron como invitados de Red Bull. En el restaurante flotante de la escudería austriaca almorzaron antes de pasar por la caravana de Renault para saludar a Fernando Alonso. A este paso, no va a quedar nadie del Madrid sin visitar al asturiano. El presidente del club, Ramón Calderón, apareció junto a su esposa por las instalaciones del equipo francés, aunque también se les vio en el campamento de McLaren.


La noche anterior, la pareja acudió a la fiesta celebrada en el hotel Le Meridien para recaudar fondos a favor de la Fundación benéfica de Elton John.

Enlaces recomendados: Premios Cine