Limpia y barata

12.07.2009 | 02:00

La energía nuclear es la más limpia y la más barata», se dice. Como una gran mentira repetida muchas veces se acaba convirtiendo en una gran verdad, conviene sacudir esta polución argumental. Hasta no hace tanto las ciudades se conformaban con estar bien saneadas, pero vertían directamente sus aguas sucias al mar o al río más próximo. También hay gente que tiene su casa como una patena, pero no recicla la basura. La energía nuclear es limpia en el proceso y no echa humos (por cierto, cuando alguna vez los echa no hay tiempo ni de echar a correr), pero sus residuos son letales durante miles de años, y nadie sabe aún qué hacer con ellos, salvo almacenarlos a la puerta de la central. O sea, que es una casa muy limpia, pero a base de almacenar una basura mortal a la puerta. Y, como nadie sabe cuánto acabará costando el servicio de basura, aún no sabemos si es la más barata o la más cara.

Enlaces recomendados: Premios Cine