De la Vega, «horrorizada» tras posar con las tres mujeres de un empresario en Níger Identifica al ladrón de su portátil tras conectarse por Internet Una empresa desarrolla camisas femeninas con aromas a frutas

12.05.2008 | 02:00

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, se vio ayer sorprendida al posar para una foto con un empresario de Níger y sus tres mujeres, tras una visita a un centro de procesado y selección de chufas que ha puesto en marcha el emprendedor valenciano Ramón Carrión en la capital del país africano, Niaymey. De la Vega, que en un principio pensó que las mujeres eran hijas del hombre que se encarga de la empresa en el lugar, se encuentra ahora «horrorizada», tras conocer que en realidad eran sus tres esposas, según han contado fuentes próximas a la portavoz del Gobierno.


Una mujer de la ciudad estadounidense de Nueva York recuperó el portátil que le habían robado al conectarse de forma remota con el computador, fotografiar a uno de los sospechosos del robo y entregar las imágenes a la Policía. La mujer, empleada de una tienda Apple de Westchester (Nueva York), se conectó a Internet mediante otro ordenador y con la ayuda de un programa informático se metió en su propio Macintosh, que también estaba en red. Luego encendió la cámara web integrada en el ordenador y fotografió a quienes lo estaban usando en ese momento. El ladrón había estado en una fiesta en su apartamento días atrás.


La firma Camille Camisas, especializada en camisería femenina, ha desarrollado un proyecto de investigación de camisas que, con el roce de la piel, desprenden aromas, y que presentará en la Semana Internacional de la Moda de Madrid y en la Feria Internacional de Japón. El tejido del que están fabricadas estas camisas es de algodón cien por cien y le introducen unas micropartículas, que, con el roce de la piel, desprenden un ligero aroma a fresa, lima limón, melocotón o mango.

Enlaces recomendados: Premios Cine