Desestimado el juicio a una empresa condenada por grabar en secreto a Michael Jackson Primera exclusiva de la familia real británica El ex «gran hermano» Kiko Hernández padece cáncer de páncreas

21.05.2008 | 02:00
Gwyneth Paltrow, en Cannes.
Gwyneth Paltrow, en Cannes.

Un juez desestimó un nuevo juicio a una empresa de alquiler de aviones que debe pagar 13 millones de euros por grabar de forma secreta una conversación entre el cantante Michael Jackson y sus abogados en 2003, informa «OTR/Press». La compañía XtraJet grabó al artista, por entonces acusado de pederastia, mientras charlaba con su abogado, Mark Geragos, cuando viajaba en uno de sus aviones desde Las Vegas hasta Santa Bárbara.


La versión inglesa de la española «¡Hola!» pagó unos 630.000 euros por los derechos en exclusiva de la boda del primer nieto de la reina de Inglaterra, celebrada el sábado pasado en Windsor. El enlace entre Peter Phillips y la canadiense Autumm Kelley es la primera exclusiva vendida a la prensa de la boda de un miembro de la familia real británica, lo que ha levantado polémica ya que ésta recibe una sustancial financiación con cargo a los Presupuestos del Estado.


Se hizo famoso por entrar en la casa de «Gran hermano» en su tercera edición, concurso que le impulsó meses después para convertirse en colaborador de diversos programas como comentarista. Hace escasamente una semana, y con sólo 31 años, a Kiko Hernández le diagnosticaron un cáncer de páncreas. Kiko tiene concentrados todos su esfuerzos en superar la enfermedad, aseguran sus allegados.

Enlaces recomendados: Premios Cine