Un empresario kazajo compra una mansión del príncipe Andrés La princesa Masako no acompañará a Naruhito a España Dustin Hoffman: «La monogamia es antinatural» Andersen, el invitado pesado de Dickens

27.05.2008 | 02:00

Un empresario kazajo con el que el príncipe Andrés de Inglaterra tuvo supuestamente relaciones de negocios le compró a éste una mansión de campo por 19 millones de euros, tres más del precio pedido, informa «Efe». Kenes Rakishev, de 29 años, presidente de un conglomerado energético de Kazajistán, pagó por la residencia de Sunninghill una cantidad superior a la solicitada aunque no había otros interesados, informó ayer el dominical «The Sunday Times».


La princesa Masako de Japón no acompañará al príncipe heredero, Naruhito, en la visita que éste hará a la Expo de Zaragoza 2008 en julio, debido a su delicado estado de salud, informa «Efe». Desde 2004 la princesa Masako, apodada «la princesa triste», se encuentra bajo tratamiento médico por padecer un trastorno adaptativo, con síntomas de ansiedad y estado de ánimo depresivo.


La vida en pareja de Dustin Hoffman es una de las más estables de Hollywood, pero como él mismo reconoció, en algunas ocasiones ha tenido la tentación de ser infiel. El actor aseguró que considera los compromisos largos y la monogamia algo «antinatural». Lleva 27 años casado con la abogada Lisa Gottsegen, informa «Otr/Press».


El novelista inglés Charles Dickens recibió en el verano de 1857 la visita del danés Hans Christian Andersen, autor de «El patito feo» y «La sirenita», que se había proclamado admirador del novelista victoriano y le había escrito para avisarle de su visita de dos semanas. Pero Andersen se quedó cinco semanas en casa de los Dickens pese a que, al cabo de algún tiempo, el autor de «David Copperfield» le dio a entender que se había extralimitado, informa «Efe».

Enlaces recomendados: Premios Cine