Victorio & Lucchino recuperan su esencia con imaginación y mucha elegancia

30.05.2008 | 02:00
Una modelo presenta una creación de Victorio & Lucchino.
Una modelo presenta una creación de Victorio & Lucchino.

Victorio & Lucchino entraron en el mundo de las novias convulsionando al sector con líneas rompedoras de sirena, volantes de caracola y su modelo Esencia, que años después sigue siendo el más pedido por sus clientes y al que ayer rindieron un homenaje con una colección de alta costura sobresaliente en líneas, tejidos, hechuras y puesta en escena.


Convertidos en el principal reclamo de la Pasarela Gaudí Novias, que este año usa una de sus creaciones como cartel anunciador, los sevillanos José Víctor Rodríguez y José Luís Medina, los únicos que tuvieron que añadir casi un centenar de asientos para su desfile, ofrecieron una colección riquísima a base de crepes, organizas, gasas, encajes y brocados, todo en tonos vainilla, porque opinan que favorece más a las novias que el blanco nieve, que resulta hiriente.


Imaginación y elegancia en una colección que hizo que V&L recuperaran su esencia más pura.

Enlaces recomendados: Premios Cine