Juicio contra Ernesto de Hannover

Un testigo dice que el demandante miente

Uno de los testigos de la acusación en el proceso contra el príncipe por una supuesta agresión al dueño de una discoteca en Kenia, afirmó que el demandante miente.

08.07.2009 | 12:06
Ernesto Augusto de Hannover.
Ernesto Augusto de Hannover.

"En mi opinión fue todo una gran función, una obra de teatro", afirmó el testigo, de 53 años, y empleado del agredido, ante la Audiencia Provincial de Hildesheim (noroeste de Alemania).

El testigo, cuya identidad no fue facilitada tal y como es habitual en el país, explicó que el dueño del local, Josef Brunlehner, le llamó después del supuesto ataque y le comunicó que se encontraba en muy mal estado.

Por ello, se recurrió a un avión de salvamento para trasladarlo a un centro hospitalario, dijo el testigo, quien indicó que Brunlehner alcanzó el aparato por su propio pie y no presentaba un aspecto tan grave como el que les había descrito.

Brunlehner pidió al testigo, según aseguró, que informara a los medios de comunicación de la agresión. "Debía decir que el príncipe le había golpeado varias veces con un puño de hierro", señaló.

Durante el proceso, Brunlehner ha declarado que el príncipe le agredió al frente de un "comando de la muerte", furibundo y apestando a alcohol.

Ernesto de Hannover ha insistido durante sus intervenciones en que sólo le propinó un par de bofetones, molesto por su ruidoso local, ubicado en la isla de Lamu, donde el príncipe estaba pasando unas vacaciones familiares en 2000.

El proceso fue reabierto en junio a instancias del propio príncipe, quien en 2004 fue condenado al pago de una multa de 445.000 euros por la agresión al dueño de la discoteca.

Las imágenes de Brunlehner doliente en un hospital de Mombasa dieron la vuelta al mundo y reforzaron la mala reputación del príncipe, que en otras ocasiones reaccionó a paraguazos contra fotógrafos y de quien se conocen varios excesos alcohólicos.

Enlaces recomendados: Premios Cine