Obama quería el Nobel de Física

03.05.2010 | 09:48
El beso de Michelle y Obama, en la cena de corresponsales.
El beso de Michelle y Obama, en la cena de corresponsales.

El último año ha sido intenso para Barack Obama, con la crisis económica, los rescates bancarios y las tensiones de la guerra, pero el presidente sacó ayer tiempo para reírse de sus desgracias y, de paso, mofarse de algunos de los políticos de la oposición. El escenario fue la Gala de Corresponsales ante la Casa Blanca, un evento casi centenario en el que el presidente sube al estrado para repasar, en clave de humor, lo acontecido en el último año. «Ha sido un año de mucho trabajo, con momentos altos y bajos. Aunque sólo ha habido una cosa que ha ido de mal en peor: mi índice de popularidad», reconoció Obama, quien dejó claro, no obstante, que «sigo siendo muy popular en el país donde nací», informa «Efe».


En Estados Unidos hay personas que creen que Obama no nació en verdad en Hawai (EE UU) sino en otro país, Kenia o Indonesia, lo que le inhabilitaría para ser presidente. Uno de los objetivos de estas personas es encontrar una prueba o un certificado de nacimiento que demuestre su teoría. «Hay cosas que hay que encontrar y mantener en la vida», afirmó Obama con la vista puesta en su esposa, Michelle. «Una es el amor, y la otra el certificado de nacimiento».


El año, como insistió Obama, ha tenido sus buenos momentos, pero también sus decepciones. Una de estas últimas fue, dijo, ganar el premio Nobel de la Paz. «Yo quería el de Física. Pero no se puede tener todo», bromeó.

Enlaces recomendados: Premios Cine