Cibeles se viste de blanco

07.05.2010 | 09:54
Diseño de Javier Larraínzar. / efe
Diseño de Javier Larraínzar. / efe

El blanco, el cuero, los pétalos de rosas rojas, las plumas, la pedrería y los bordados son los materiales que, a juzgar por lo que se vio ayer en la primera jornada de Cibeles Madrid Novia, acompañarán a la novia la temporada 2011. Con un vestido elaborado con diez mil pétalos de rosa roja, Hannibal Laguna ha querido mostrar lo efímero y lo trascendente que resulta un vestido de novia. Javier Larraínzar propone vestidos de novia con escotes cruzados, espaldas y cinturas marcadas en tejidos nobles y con exquisitos detalles de encaje. «¿Qué sería de la novia sin el novio?» se pregunta Devota y Lomba que apuesta por trajes de líneas muy depuradas, realizados en tejidos tecnológicos.

Enlaces recomendados: Premios Cine