Ibrahimovic y Piqué dan que hablar

Una fotografía en actitud cariñosa de los dos jugadores del Barça revoluciona las redes sociales y llega a los medios de comunicación

08.05.2010 | 14:16
La imagen de la polémica: Ibrahimovic, apoyado en su coche, agarra de la mano a Piqué, de espaldas.
La imagen de la polémica: Ibrahimovic, apoyado en su coche, agarra de la mano a Piqué, de espaldas.

Oviedo, E. C.

«¿Ha surgido el amor en el vestuario azulgrana?». Eso es lo que se preguntaron muchos al ver la fotografía que le sacó un aficionado a los futbolistas del Barça Ibrahimovic y Piqué en la que los dos futbolistas están en una actitud cariñosa junto al vehículo del sueco.


La bola empezó a crecer en internet. En la red social Facebook se creó el miércoles por la mañana, día que salió a la luz la instantánea, el grupo «Yo también me quedé traspuesto/a al ver la foto de Ibra y Piqué». Esta iniciativa se le fue de las manos a sus administradores, que en apenas dos días alcanzaron 28.625 fans, además de numerosos comentarios subidos de tono o insultantes, lo que provocó el cierre de ese grupo y el borrado de mensajes.


Los medios de comunicación no tardaron en hacerse eco de una fotografía que ya había dado la vuelta al mundo. Incluso alguno se mofó de la escena, caso del italiano «Il Corriere della Sera», que ha parodiado la imagen convirtiéndola en una especie de cómic en el que se especula con la conversación que los azulgranas estarían manteniendo. Según esta parodia, Piqué estaría consolando al sueco y diciéndole que tarde o temprano el Inter le iba a repescar, a lo que el delantero, que mira el reloj de su compañero, le pregunta: «¿Nuevo reloj?», para terminar atacando a Messi, al que definiría como «pequeño y antipático».


La única reacción conocida de los dos protagonistas tuvo lugar ayer. Ibrahimovic fue preguntado sobre la fotografía por una reportera del programa «Sálvame», de Telecinco, y el jugador sueco, sin bajar la ventanilla del coche, respondió: «Vente con tu hermana a mi casa y verás si soy maricón». Está claro que las tertulias del corazón tienen un nuevo gancho.

Enlaces recomendados: Premios Cine