Se sincera

Sara Carbonero posa para ´Cosmopolitan´

Elegida por la revista FHM como la periodista más sexy del mundo, viajará a Sudáfrica para retransmitir el Mundial

18.05.2010 | 21:27
Ahora triunfa en Telecinco, pero reconoce que sus comienzos no fueron fáciles.
Ahora triunfa en Telecinco, pero reconoce que sus comienzos no fueron fáciles.

A algo más de tres semanas para que de comienzo el Mundial de Sudáfrica 2010, la periodista deportiva más guapa de nuestro país se ha prestado para posar para la revista Cosmopolitan en la que habla, por supuesto, de fútbol, pero también le dedica unas palabras a los paparazzis que todos los días la esperan en la puerta de su casa.

Lleva un año como subdirectora de la sección de deportes de Telecinco y más de uno se quedó con su cara cuando retransmitía los partidos de la Selección y Europa League. Este año ya prepara las maletas para viajar a Sudáfrica, donde volverá a convertirse en la periodista más buscada del Mundial.

Más de moda que nunca gracias a su relación con el portero de la selección, Iker Casillas, Sara Carbonero, la periodista que recientemente ha sido elegida por la revista FHM como la periodista más sexy del mundo, se ha dejado fotografiar y entrevistar en una de las pocas entrevistas que ha concedido a una revista.

Sara debe su pasión por el fútbol en gran parte a sus padres ya que, según confiesa en su entrevista: "Mi familia es futbolera y siempre me inculcaron que tenía que tragarme la jornada liguera los fines de semana".

Tanto es así, que la guapa periodista se atreve a comparar el deporte rey con sus inicios en la televisión. "En la tele todos quieren figurar. Es como el fútbol: a nadie le gusta ser suplente", apunta.

Ahora triunfa en Telecinco, pero Sara reconoce que sus comienzos tampoco fueron fáciles. Empezó en Radio Marca, y después fichó por LaSexta Deportes, donde desvela su casting fue algo accidentado. En la entrevista, la novia de Iker Casillas describe la experiencia como "horrible". "Me caí y no sabía a qué cámara mirar", explica.

También cuenta su mala experiencia con los paparazzis. Desde que hace unos meses una conocida revista del corazón publicara las primeras imágenes que confirmaban la relación entre la periodista y el guardameta del Real Madrid y capitán de España, la presencia de los periodistas en casa de Sara es prácticamente diaria.

"Están apostados en la puerta de mi casa y no puedo salir sin la raya del ojo", admite la periodista, a quien le ha costado bastante lidiar con el constante acoso de sus compañeros de profesión. Aunque en ningún momento han querido confirmar su relación ninguno de los dos protagonistas, ha sido en el Masters de Tenis cuando, por fin, se han dedicado constantes muestras de cariño sin importarles la presencia de las cámaras.

Por último, la presentadora no se despide sin antes compartir sus apuestas con los lectores. Aunque sueña con un nuevo triunfo de España, reconoce tener miedo y respeto por selecciones de la talla de "Brasil, Italia y Francia... por tradición".

Enlaces recomendados: Premios Cine