Sarah Ferguson, en la picota

La prensa inglesa se ceba con la «codiciosa» y «vulgar» duquesa de York, que asegura estar en un estado de «total desesperación»

27.05.2010 | 09:43
Sarah Ferguson firmó copias de su obra «Emily´s first day of School», durante la Feria del Libro de los Estados Unidos, que tiene lugar en Nueva York.
Sarah Ferguson firmó copias de su obra «Emily´s first day of School», durante la Feria del Libro de los Estados Unidos, que tiene lugar en Nueva York.

Un miembro del Comité Selecto del Tesoro de los Comunes ha invitado a la duquesa de York a dar detalles de los pagos que pueda haber recibido a cambio de facilitar a terceros el acceso a su ex marido, el príncipe Andrés. «Si (Sarah Ferguson) se dedica al cabildeo, tiene que declararlo públicamente. La forma de evitar una investigación parlamentaria es declararlo todo. Los ciudadanos tiene derecho a saberlo, ya que se trata de un personaje público», declaró John Mann.


La duquesa de York fue filmada en secreto por un periodista del dominical «News of the World» que se hizo pasar por un acaudalado hombre de negocios dispuesto a pagar hasta medio millón de libras para que le facilitara el contacto con el príncipe Andrés, Representante Especial para el Comercio e Inversiones del Reino Unido.


Pese a que la duquesa declaró al periodista que su ex marido le había sugerido que le pidiese medio millón por el contacto, el palacio de Buckingham ha negado que el príncipe hubiese estado al tanto de la conversación entre aquélla y el falso periodista. En declaraciones a la revista «Reader's Digest», Ferguson dijo que, en su estado de «total desesperación» por las críticas en la prensa británica a su gestión de cabildera no solicitada, había entrado en una iglesia y le había confesado a un sacerdote que «no podía más».


La prensa británica se ha cebado con Ferguson, la ha calificado de «codiciosa» y «vulgar» y acusado de desprestigiar a la propia institución monárquica. Fuentes del palacio de Buckingham dijeron a «The Times» que el príncipe Andrés tratará la situación con su ex esposa cuando ésta regrese hoy de EE UU.


Las mismas fuentes negaron que el príncipe tuviese conocimiento alguno de que su ex esposa se dedicase a presentarle a personas a cambio de dinero hasta que se publicó el vídeo. «La duquesa tiene su propia reputación internacional, conoce a mucha gente en sus viajes, y no sería sorprendente que pensase que algunas de esas personas podrían interesar a Andrés por su condición de Representante, pero él no está al tanto de que se haya hecho algo indebido en tales presentaciones», agregaron. El príncipe Andrés «nunca ha aceptado dinero ni sabe de nadie que lo haya hecho. Tiene especial interés en que se sepa que es inocente en todo este asunto», dijo otra fuente del palacio.

Enlaces recomendados: Premios Cine