El mayor yate del mundo

El magnate ruso Roman Abramovich estrena «Eclipse», de 6.000 metros cuadrados habitables y un derroche de lujo que cuesta 500 millones de euros

29.05.2010 | 14:16

El multimillonario y magnate ruso del petróleo Roman Abramovich, de 43 años, acaba de recibir en Hamburgo el mayor yate privado construido hasta ahora, que desborda lujo y comodidades sobre una superficie habitable de 6.000 metros cuadrados.


Con un precio final de 500 millones de euros, el doble que el avión de pasajeros más grande del mundo, el A380, el «Eclipse» abruma por su gigantismo, empezando por su eslora de 163 metros, mayor que la de una fragata de la Marina alemana.


El rotativo «Bild» publica en exclusiva imágenes del interior y exterior del yate de Abramovich, desarrollado por los astilleros alemanes Blohm + Voss y que ha dado trabajo durante su construcción a más de 4.000 operarios.


La impresionante nave, de color blanco, dispone de un helipuerto que desaparece bajo cubierta apretando un botón, y de un hangar en sus bodegas con apertura al mar para tres enormes lanchas motoras.


En la cubierta 6 del «Eclipse» se encuentra el dormitorio de 80 metros cuadrados del magnate, con paredes forradas con piel de pez raya, mientras que dos cubiertas más abajo dispone de dos «suites» y ocho camarotes de lujo para sus invitados.


Además, está dotado con la mayor piscina del mundo bajo techo en una nave y un aérea balneario con gimnasio, sauna, baño turco, jacuzzi, salón de masajes y hasta peluquería para disfrutar plenamente de los cruceros privados.


El gigantesco yate tiene varios salones y comedores, así como también una enorme sala de cine para disfrutar del séptimo arte, no sentado en vulgares sillones, sino recostado sobre grandes sofás cama.


La tripulación está formada por ochenta personas que se encargan de dirigir la nave y atender a los invitados y al propio Abramovich, a quien el mantenimiento del «Eclipse» le cuesta la friolera de 80.000 euros diarios.


Propietario del club de fútbol inglés FC Chelsea, Abramovich ha presionado en los últimos meses para que la entrega de la nave se hiciera en los plazos previstos, ya que tiene intención de estrenarla con motivo del Campeonato del Mundo de fútbol de Sudáfrica.

Enlaces recomendados: Premios Cine