Un nuevo contratiempo en la ampliación portuaria
 

Una chatarrería de Gijón y otra de Siero compraron la ferralla robada en El Musel

l Uno de los supuestos autores del robo fue alcalde del PP en Colunga l Parte del hierro fue pagado en mano a la entrada del puerto y sin factura

 
Una chatarrería de Gijón y otra de Siero compraron la ferralla robada en El Musel
Una chatarrería de Gijón y otra de Siero compraron la ferralla robada en El Musel  
 MULTIMEDIA

M. CASTRO

Las empresas de recuperación de materiales metálicos Daniel González Riestra (Gijón) y Hierros y Metales Rey y Gabarri (El Berrón-Siero) adquirieron las 600 toneladas de hierro aproximadamente que fueron sustraídas de la obra de ampliación del puerto de El Musel. El robo se produjo entre enero y julio de este año. Dos jefes de turno de la Unión Temporal de Empresas (UTE), que ejecuta la obra, ya han perdido sus trabajos. Otros tres trabajadores pueden ser también sancionados. La investigación policial determinará el grado de implicación de los cinco, indicaron ayer fuentes portuarias. La UTE, que formalizó una denuncia la semana pasada, está realizando una auditoría para determinar el alcance real del material sustraído, que se emplea en la elaboración de los cajones de hormigón utilizados para construir el dique Norte y el muelle Norte.


Uno de los supuestos autores del robo es J. M. G., que fue alcalde de Colunga por el PP entre 1995 y 1999. Abogado de profesión, J. M. G. era uno de los jefes de turno de la UTE en la obra. El mismo cargo tenía J. M., que también se ha quedado en la calle tras descubrirse los hechos. Según la Autoridad Portuaria, ambos mandos fueron despedidos. Otras fuentes afirman que al menos uno de ellos presentó la baja voluntaria después de que ambos, supuestamente, hubieran reconocido ante sus superiores la sustracción de una parte del material que echa en falta la empresa que ejecuta la obra de El Musel. J. M. no pudo ser localizado ayer por este periódico. Tampoco J. M. G., pese a haberle dejado un mensaje en el negocio de un familiar.


El propietario de Rey y Gabarri explicó ayer a este periódico que uno de los jefes de turno citados «me llamaba cuando quería sacar material para que le mandara camiones». Según este testimonio, el mando de la obra, al que «no conocía de nada», le decía que se trataba de hierro que no había pasado el control de calidad. El empresario sierense esperaba en la rotonda de El Arbeyal la salida de los camiones cargados, tras lo que allí mismo pagaba «al contado» al mando de la obra. «Cuando salían los camiones, salía afuera, le pagábamos y se marchaba», explica este empresario, que no hizo factura de la operación porque, según su versión, «nos decía que, como eran desechos, no se podía hacer factura ni nada».


Así salieron unas 280 toneladas de las desaparecidas, por cada una de las cuales el chatarrero de El Berrón pagó entre 120 y 140 euros, en función del precio de la chatarra, explicó. La mercancía no llegó a pasar por el almacén de chatarra de El Berrón, sino que acabó en el almacén que el grupo Recamet tiene en el polígono de Riaño II, en Langreo, donde el hierro fue troceado y vendido a fundiciones. El gerente de Recamet señaló ayer que en ningún momento sospecharon del origen de esa mercancía, dado que quien se la vendió es un proveedor habitual. «Todo se hizo con factura y pago bancario», añadió esta persona.


Rey y Gabarri contrató los servicios de una empresa de transportes gijonesa, que no realiza trabajos para la obra de ampliación, aunque sí opera habitualmente en El Musel. Los camiones llegaban por la noche a El Musel y por la mañana descargaban en Riaño. Eran cargados por personal que trabajaba en la obra. Tres de estos trabajadores, entre ellos uno de nacionalidad extranjera, han sido sancionados.


Daniel González Riestra utilizó su propia flota de camiones para realizar los traslados de unas 300 toneladas de ferralla supuestamente sustraída. Preguntado al respecto, el gerente de esta chatarrería gijonesa declinó ayer realizar comentarios.


Aunque la mayoría de las cargas se realizaron por la noche, personal de la obra recuerda que también se produjeron cargas de día, en horas de baja actividad, en las que les decían que tenían que cargar la ferralla para trasladarla a otros puntos de la obra. Los trabajadores que cargaban los camiones, que pertenecen a la subcontrata que realiza los trabajos con la ferralla, se defienden argumentando que recibían órdenes de los dos mandos supuestamente implicados en los hechos.


Se estima que de este modo pudieron sustraerse unos 300 paquetes de ferralla de dos toneladas de peso cada uno. La Unión de Empresas que ejecuta la obra (Dragados, Drace, FCC, Sato y Alvargonzález Contratas) adquirió la ferralla en Turquía y en Galicia. Cuando una partida es defectuosa se devuelve al proveedor. Llega a la obra en paquetes de dos toneladas con más barras de 12 metros de largo, en función del grosor de las mismas. A tenor del precio que se pagó por cada tonelada de chatarra, según los datos citados, los supuestos autores del robo se embolsaron unos 80.000 euros, lo que supone aproximadamente una quinta parte del valor real de la mercancía. Fuentes del sector cifran en 700 euros el precio medio de la tonelada de ferralla de 12 metros, lo que arrojaría una cifra de 420.000 euros para las 600 toneladas que se echan en falta.


La investigación policial para esclarecer completamente los hechos aún está en marcha. El delegado del Gobierno, Antonio Trevín, manifestó ayer en Salinas (Castrillón) que están detectados «los puntos más importantes» en relación al robo de las 600 toneladas de hierro de la obra de El Musel. Trevín explicó que, desde hace varias semanas, el Cuerpo Nacional de Policía está investigando este asunto, pero que la investigación sigue abierta, por lo que declinó ampliar detalles. Y añadió: «Más que la cantidad de información, lo que importa es la eficacia en la investigación, que está muy avanzada», informa Inés MONTES. La Comisaría de Gijón confirmó el pasado martes la presentación de la denuncia y la apertura de la investigación por el robo. Ese mismo día la Autoridad Portuaria indicó que el material «fue sustraído por dos encargados de la UTE Dique Torres, ya identificados y despedidos».

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad

Ocio en Gijón

Cartelera

Cartelera

Consulta los últimos estrenos en los cines del Centro Comercial La Calzada

 
Agenda

Agenda

Conciertos, exposiciones... ¡No te pierdas ningún espectáculo!

 
Teatro Jovellanos

Teatro Jovellanos

Consulta todos los eventos del Teatro Jovellanos de Gijón

 
La Laboral

La Laboral

No te pierdas los próximos actos en la Laboral

 
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine