Lne.es » Gijón
 Noticia anterior   Noticia siguiente 
Jorge Fernández Barril
Profesor, publica «Tangos para un funeral» 

«Decir novela negra no me gusta; la literatura no tiene colores»



«Como escritor soy un alumno que espera recibir las notas a su trabajo»

 10:44  
Enviar
Imprimir
Aumentar el texto
Reducir el texto
Jorge Fernández Barril, en la redacción en Gijón de LA NUEVA ESPAÑA.
Jorge Fernández Barril, en la redacción en Gijón de LA NUEVA ESPAÑA. javi sánchez

Á. CABRANES
Jorge Fernández Barril es un ovetense de 56 años con inquietudes culturales más allá de las que competen a su profesión como docente y jefe de estudios del colegio Elisburu. Autor de sonetos y poemas surgidos como «divertimento personal» en su juventud, fue en el verano de 2007 cuando comenzó a mecanografiar en una vetusta Underwood su primera novela, titulada «Tangos para un funeral». Editada por Ediciones Zahorí, y con una primera tirada «pequeña», esta tarde será presentada al público, a las 17.30 horas, en el Antiguo Instituto.

-¿Cómo surgió su primera incursión como novelista?

-Nació como fruto de la casualidad. Durante mis vacaciones en Puerto de Vega comencé una especie de cuento que, en su origen, no pensaba que se convirtiera en un libro. Lo que empezó fruto del placer de escribir, de repente, en tres veranos, se convirtió en una novela. Curiosamente, lo hice a máquina de escribir, porque necesito sentir la oposición de las teclas y el ruido para evadirme. Es una sensación que no se experimenta con los ordenadores. Soy un poco clásico.

-¿Quién le animó a publicar su libro?

-La crítica más dura la tuve en casa. Primero la leyó mi mujer, Lourdes Serrán. Me corrigió algunas cosas. Tenía razón y modifiqué el texto en base a sus sugerencias. Luego se la presenté a un amigo, también profesor, que es uno de los fundadores de Ediciones Zahorí. Le gustó y decidió presentarla a sus socios, pero ocultando mi nombre, ya que también me conocían. Tras modificar el título, ya que el inicial era «Divertimento en negro», me propusieron editarla. Fue toda una satisfacción, aunque no pretendo llegar a alcanzar ningún premio. Ya tengo bastante con mi profesión.

-¿En qué género literario clasificaría «Tangos para un funeral»?

-Es una novela negra, aunque no me gusta la expresión, porque para mí la literatura no tiene colores. Podría decirse que es una parodia de novela negra, costumbrista también, casi como una obra de teatro. El texto tiene más de personajes que de trama. Algunos que intervienen en el inicio desaparecen, y otros se hacen más fuertes.

-¿Cómo definiría al protagonista, Paco Tineo?

-Es un hombre casado con una prostituta, de la que termina separándose. Ella empieza a meterse en líos y tiene algo que un indiano también quiere poseer. Pero éste último personaje, dedicado a negocios fraudulentos, se lo reclama a su ex marido, y amenaza con matarle en una semana si se niega a entregarlo. El protagonista ignora de qué se trata e intenta descubrirlo para evitar que unos sicarios terminen con su vida.

-¿En qué se inspiró para trazar el argumento?

-Fue saliendo sólo. El escritor francés Jean Genet decía que si un autor conocía el punto de salida y de llegada antes de escribir su novela, entonces no estás haciendo una experiencia literaria, sino un trayecto en autobús. Lo mío fue un poco así. La trama fue surgiendo a medida que la iba escribiendo. Está ambientada en una época del pasado inmediato, principios del año 2000. Sucede con Gijón como escenario, pero no topográficamente exacto. Por ejemplo, también me he inspirado en el popular cabaret «El Suizo», de Oviedo, ya desaparecido.

-Como profesor ¿qué nota le pondría a su obra?

-Es complicado. Lo más difícil de ser docente es evaluar. Voy a utilizar una trampa y lo haré como antiguamente. Podría hacer falsa modestia y decir: necesita mejorar (se ríe), pero lo valoraré como progresa adecuadamente, que es como no poner nada. Ésta es una novela de andar por casa y digna. Como escritor soy un alumno, que espera a recibir las notas de sus profesores.

«Me encanta que cuando escribo la trama vaya surgiendo; sin premeditar el principio y el final»

COMPARTIR
 
  HEMEROTECA

HACE 25 Y 50 AÑOS

Portadas La Nueva España

Portadas de La Nueva España

Las portadas de hoy de La Nueva España hace 25 y 50 años

     CONÓZCANOS: CONTACTO |  LA NUEVA ESPAÑA |  CLUB PRENSA ASTURIANA |  PUNTOS DE VENTA |  PROMOCIONES    PUBLICIDAD: TARIFAS| AGENCIAS|CONTRATAR  
Lne.es y La Nueva España son productos de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de La Nueva España. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.


  Aviso legal
  
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad