Lne.es » Gijón
 Noticia anterior    

«Escuché música de todo tipo para acabar interesado en los clarinetistas de jazz»

«Mi experiencia con la Sinfónica de Gijón me ha gustado muchísimo, volvería a tocar con esta orquesta»

 
Enviar
Imprimir
Aumentar el texto
Reducir el texto
Philippe Cuper, con su clarinete.
Philippe Cuper, con su clarinete. lne

PHILIPPE CUPER Clarinetista, actúa hoy en el teatro Jovellanos como invitado de la Orquesta Sinfónica «Ciudad de Gijón»

Eduardo G. SALUEÑA
El músico francés Philippe Cuper actúa como solista en el Concierto para clarinete y orquesta de Aaron Copland que hoy, en su doble sesión en el Jovellanos a las 12 y 19 horas, presenta la Orquesta Sinfónica «Ciudad de Gijón».

-La música norteamericana tiene una personalidad muy característica ¿Cree que puede ser debido al fuerte influjo de las raíces populares?

-La música norteamericana y sus diversas ramificaciones, efectivamente, han tenido una fuerte influencia popular, sobre todo con el jazz (el bebop en su día llamó mucho la atención) y posteriormente con el rock and roll. No hay que olvidar, además, que Norteamérica es muy joven y tiene que beber directamente de esas fuentes, al no existir el bagaje de música clásica presente en Europa.

-La obra que va a interpretar ha sido pensada para el lenguaje del jazzista Benny Goodman ¿Le resultó muy difícil adaptarse a este lenguaje?

-En realidad la obra no se pensó inicialmente para Goodman, aunque al final, sin saberse exactamente muy bien el porqué, la obra acabó dedicada a él. También en esta pieza se ve claramente esa mezcla de músicas populares, en este caso de Sudamérica. Copland estaba enamorado del folklore de México y Brasil, respirando el gusto por la música latina mientras estudiaba en París. Es un concierto de 1948, un período clave en la historia del jazz. Se trata de una pequeña obra maestra. Difícil, pero con un encanto propio.

- En el jazz se han desarrollado grandes clarinetistas como Johnny Dodds, Buddy di Franco o el propio Goodman ¿Le interesa este estilo?

-Claro que sí, es un estilo que me gusta mucho. No vengo de una familia de músicos, pero en mi casa siempre se escuchó música de todo tipo: popular, clásica, jazz... paulatinamente me fui interesando por los clarinetistas de jazz clásico, como Benny Goodman o Sidney Bechet, un importante exponente de la música de Nueva Orleans que se acabó estableciendo en Francia y que obtuvo un gran reconocimiento mediático por toda Europa. También me gustaría recordar otras grandes figuras del jazz interesadas en el clarinete, como Eddie Daniels o Alfred Gallodoro, tristemente fallecido en 2008.

-Además de su titulación superior en clarinete también ha abordado los estudios musicológicos ¿Ha encontrado muchas diferencias en la manera de entender la música por parte del conservatorio y la universidad?

-Hace años resultaba muy difícil poder conciliar ambos estudios, debido a la gran cantidad de trabajo que requería cada uno. Gracias a los estudios de musicología hoy puedo tener una perspectiva diferente a la hora de interpretar, acercándome desde otro campo a lo que el compositor trata de reflejar en la partitura. También proporciona herramientas para cotejar fuentes y analizar documentos cercanos a la obra o al autor. Antes era muy raro ver a un intérprete con estudios universitarios. Hoy es diferente y la gente puede compaginar estudios, en ocasiones, muy alejados entre sí. Todo ello está muy entroncado con el modelo académico anglosajón, y esto aporta aspectos positivos como también negativos. Lo que está claro es que, para llegar a alcanzar un buen nivel tanto en el conservatorio como en la universidad, hay que ser constante en el trabajo diario, aunque a veces uno se encuentra con alumnos que tienen una especial facilidad en el campo musical.

-¿Cómo ha sido la experiencia de trabajar con la OSIGi?

-Estoy muy sorprendido del trabajo realizado por Oliver Díaz Suárez. El nivel global de los músicos es alto, por lo que estoy muy satisfecho con esta experiencia. Aprendimos cada día, tanto el director como los músicos, adaptándonos todos en las sesiones de trabajo a la perfección. Esta primera experiencia en Asturias me ha gustado muchísimo, y creo que si la ocasión lo permite volveré con mucho placer a tocar con esta orquesta.

COMPARTIR
 
  HEMEROTECA

HACE 25 Y 50 AÑOS

Portadas La Nueva España

Portadas de La Nueva España

Las portadas de hoy de La Nueva España hace 25 y 50 años

      CONÓZCANOS:   CONTACTO |  LA NUEVA ESPAÑA |  CLUB PRENSA ASTURIANA |  PUNTOS DE VENTA |  PROMOCIONES      PUBLICIDAD: TARIFAS| AGENCIAS| CONTRATAR   
Lne.es y La Nueva España son productos de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de La Nueva España. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.


  Aviso legal
  
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad