Suscriptor
Crónicas gijonesas

Festejos de estío y forasteros

Del despegue en el último tercio del siglo XIX de las atracciones veraniegas en la villa para fomentar el turismo o "cuando el comercio gijonés quiso, echábase el resto"

16.08.2015 | 05:39
El primer tramo de la calle Corrida, en una imagen tomada una mañana del verano de 1928. Una línea de los tranvías (uno de ellos al fondo) recorría la calle.
El primer tramo de la calle Corrida, en una imagen tomada una mañana del verano de 1928. Una línea de los tranvías (uno de ellos al fondo) recorría la calle.

Dejó escrito el periodista y entonces Cronista Oficial de Gijón, Joaquín Alonso Bonet, en un artículo...

Hazte suscriptor

Para continuar leyendo... suscríbete Suscríbete si aún no eres suscriptor

O utiliza un bono de los todavía que tienes pendientes aquí
0.5 euros
3.99 euros
Consulta otros tipos de suscripción »
Teléfono de atención al cliente: 985 27 97 34 Correo electrónico Preguntas Frecuentes
Enlaces recomendados: Oscars | Premios Goya
Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
La Nueva España