CLUB LA NUEVA ESPAÑA de Gijón

Guzmán Sancho: "En Gijón se estableció la primera escuela industrial del Norte"

"La enseñanza ha llegado a hacerse algo técnico y ha olvidado la práctica de la formación profesional", lamenta el docente

04.09.2015 | 03:47
Agustín Guzmán Sancho, ayer, antes de comenzar su intervención en el Club LA NUEVA ESPAÑA de Gijón.

"La enseñanza ha llegado a hacerse algo técnico y se ha olvidado el aspecto práctico de la formación profesional". Agustín Guzmán Sancho, profesor y jovellanista, hizo un repaso de las enseñanzas técnicas en la ciudad, desde su nacimiento a la actualidad. Esta charla sirvió para abrir un nuevo curso en el Club LA NUEVA ESPAÑA de Gijón. En su intervención, Guzmán Sancho resaltó que "la enseñanza es un arte" y que en el siglo pasado la mentalidad era que "la persona que aspiraba a entrar a trabajar en la enseñanza se esperaba de ella que tuviera previamente una experiencia profesional".

En su conferencia recorrió la historia de la Escuela Especial de Gijón (Real Instituto), de la Escuela de Artes y Oficios que fundó Fernández Vallín, y de la Escuela de Trabajo (elemental y superior). Se hizo un repaso a un capítulo de la historia de la ciudad que sirvió para formar a generaciones de aprendices, obreros y peritos que afrontaron el reto de la llevar adelante la revolución industrial.

Guzmán Sancho comenzó su intervención recordando que "el Instituto de Jovellanos fue el primer centro de enseñanza de España que llevó el nombre de Instituto". Y destacó que su objetivo inicial era "ser un centro de enseñanzas técnicas o profesionales". "Jovellanos había concebido un centro de náutica y mineralogía", destacó.

También recordó que en 1845, gracias a Pedro José Pidal, Gijón se convirtió en una referencia: "Se estableció la primera escuela industrial del Norte". Y apuntó que a partir de ese momento, gracias a José Caveda, director general de Agricultura, Industria y Comercio, se convertía en una Escuela Profesional de Industria y "tomaba el rumbo de centro de enseñanzas útiles previsto por su fundador".

En 1857 se elevaron las enseñanzas al grado de Escuela Superior de Industria y se impartieron los niveles elementales y superior. "Se llegó a tener incluso más alumnado que la de náutica, que nunca desapareció, y que como dato curioso, hizo que la reina Isabel II conociera el Instituto Jovellanos", subrayó.

Entre los objetivos de las enseñanzas técnicas el siglo pasado estaba, según destacó Guzmán Sancho, "que muchos alumnos de la clase obrera sin recursos adquiriesen conocimientos que sirvieran para encontrar trabajo o que, teniendo trabajo, pudiesen perfeccionarse".

También recordó que en la ciudad hubo, dentro de la formación profesional, secciones dedicadas a la marmolería, carpintería, relojería o el trabajo con objetos artísticos con el azabache. "Los talleres los sufragaba el Ayuntamiento, pero servían para la escuela, de manera que los peritos se servían de ellos", recordó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad

Enlaces recomendados: Premios Cine