La madre y la hija que estafaron a hosteleros aceptan 21 meses de cárcel y devolver el dinero

El Juzgado ha repetido, tras la renuncia de un abogado, el juicio contra las dos mujeres

15.09.2015 | 16:44
La madre y la hija que estafaron a hosteleros aceptan 21 meses de cárcel y devolver el dinero

Justina C. I. y Ana Belén O. C aceptan 21 meses de cárcel y devolver el dinero a los hosteleros. El Juzgado de lo penal número 1 de Gijón ha sentado hoy en el banquillo de los acusados a las dos presuntas estafadoras más conocidas de la ciudad. Madre e hija están acusadas de estafar casi 6.000 euros en varios restaurantes de la ciudad. El magistrado encargado del caso tenía previsto juzgar a las imputadas en abril. La renuncia del abogado defensor obligó a suspender entonces el procedimiento penal que ahora se retoma. Además Justina C. I. había presentado un parte médico para justificar su ausencia en el procedimiento penal.

El primer estafado en este caso fue el propietario de un establecimiento de comida para llevar situado en la calle Juan Alonso. Era julio de 2013. El fiscal asegura que madre e hija se desplazaron a su tienda y "aparentando una solvencia económica que no tenían acordaron un precio de menú diario de 6,5 euros". Dejaron a deber 65 euros. Poco después repitieron estrategia en un restaurante de Marqués de Casa Valdés y en una taberna de Melquiades Álvarez. Su deuda con los hosteleros ascendió hasta los 5.600 euros. Ana Belén O. C. -la hija-, llegó a decir a algunos empresarios que estaba preparando la boda en la catedral de La Almudena con un diputado del PSOE en la Junta General del Principado. Esa excusa y las ficticias obras en un chalé de Somió eran los dos argumentos que esgrimían las imputadas para justificar que necesitaran comer fuera de casa todos los días. Justina y Ana Belén realizaron, además, regalos de alto valor a los hosteleros para que no sospecharan de ellas.

Pero este no es el único frente judicial que tienen abierto las presuntas estafadoras, que ya cuentan con antecedentes por un delito de coacciones. La Fiscalía mantiene que en el mes de julio de 2014 y simulando de nuevo una solvencia económica impropia de su situación "concertaron de forma verbal con el dueño de una frutería de la calle Mieres de Gijón que les suministrase mediante envío a su domicilio fruta y panadería pagaderos a final de mes". En total estafaron 807 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad

Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine