02 de octubre de 2015
02.10.2015

Paredes: "Los archivos de una empresa han de considerarse bienes culturales"

La directora del Archivo Histórico de Asturias subraya en las jornadas de Incuna que esos documentos son una gran fuente de información

02.10.2015 | 03:59
Algunos de los participantes en los debates que Incuna celebró ayer en el paraninfo de la Laboral.

Los doscientos especialistas que participan en las XVII Jornadas Internacionales de Patrimonio Industrial, que Incuna (Industria, Cultura, Naturaleza) organiza estos días en Gijón, visitarán mañana el Archivo Histórico de Asturias, instalación que ocupa desde 2010 la antigua prisión provincial de Oviedo. Su directora María Concepción Paredes Naves subrayó ayer que, pese a la escasa atención dispensada hasta hace poco años a los fondos documentales de las empresas, esas colecciones son fundamentales para interpretar determinados procesos históricos o sociales, además de una gran fuente de información. "Han de considerarse bienes culturales", señaló.

Y más en una comunidad como la asturiana, con un tupido y centenario entramado minero y siderúrgico. Se ha atendido más al patrimonio industrial inmobiliario y mobiliario que a la documentación, pese a que papeles e imágenes son fundamentales para trazar el relato de empresas que han sido y son tan determinantes en Asturias como Fábrica de Mieres, Ensidesa o Hunosa, por mencionar sólo unas pocas. "La idea de patrimonio cultural ha de entenderse como un concepto más amplio que el tradicional de patrimonio histórico-artístico", indicó Paredes Naves. Ese descuido, al que sólo muy tardíamente ha empezado a ponerse remedio, ha provocado pérdidas difícilmente reversibles, según la directora del Archivo Histórico de Asturias. Es el caso de los los archivos de la cervecera El Águila Negra, Explosivos La Manjoya o Cerámicas Guisasola.

"Los documentos son muchas veces lo último que se recupera", añadió Paredes Naves. Las fusiones empresariales y la falta de las condiciones de conservación adecuadas, empezado por la falta de archiveros profesionales, han arruinado muchos archivos de empresa. Algo ha cambiado a partir de la ley de Patrimonio Cultural de 2011, aunque algunos expertos la consideran insuficiente. La directora, para quien muchas veces se da una evidente falta de coordinación entre los diferentes poderes públicos, hizo resaltar la importancia de la Administración en la recuperación de esos acervos. Es el caso de Asturias.

Paredes Naves intervino, en el paraninfo de Laboral Ciudad de la Cultura, en una jornada en la que estuvo acompañada por Arnaud Peters (Universidad de Lieja), Francesco Antoniol (Universidad de Padua) y Eduardo Núñez. Éste último, jefe del servicio de archivo y documentación de Gijón, ha sido una de las primeras personas en reivindicar el papel crucial de los archivos empresariales y en dar la voz de alarma por la situación de algunas de esas colecciones. "España lleva un retraso considerable en ese aspecto, con gran pérdida de materiales; una situación que se agravó por los procesos de reconversión", afirmó.

El desinterés de las empresas propietarias de esos fondos o la ausencia de políticas institucionales son, a juicio de Núñez, algunas de las causas que explican que hasta ahora se haya atendido escasamente, aunque con notables excepciones (Hunosa o Asturiana de Zinc), ese importante costado del patrimonio industrial. Para Núñez, la poca "cultura empresarial" española ayuda a explicar el problema.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad

Enlaces recomendados: Premios Cine