El Palacio de Justicia, desalojado tras una falsa alarma de bomba de un presunto yihadista

"Salam aleikum, han puesto un explosivo en los Juzgados", alertó una llamada anónima a una funcionaria de la Fiscalía

08.10.2015 | 04:18
El Palacio de Justicia, desalojado tras una falsa alarma de bomba de un presunto yihadista

"Salam aleikum, han puesto una bomba en los Juzgados". Un saludo en árabe y un aviso de bomba. Es la llamada que recibió ayer, en torno a las 10.30 horas, un funcionaria de la Fiscalía que trabaja en el Palacio de Justicia de Gijón. Una alerta a la que, según informaron desde la Policía Nacional, se le dio poca credibilidad desde un principio. Aún así, se tomó la determinación de desalojar el Palacio de Justicia, algo en lo que influyó el hecho de que España está en nivel 4 de 5 de alerta antiterrorista por atentado yihadista. La evacuación conllevó la suspensión de los juicios que estaban teniendo lugar y el traslado de los detenidos que se encontraban a disposición judicial.

Como se preveía, todo se quedó en una falsa alarma, y si sobre las 11.20 horas se evacuaba el edificio, en torno a las 14.10 horas se levantaba el cordón policial y los Juzgados recobraban su normalidad tras la inspección llevada a cabo por los Tedax (técnicos especialistas en desactivación de artefactos explosivos) con ayuda de una unidad canina.

El desalojo provocó un importante revuelo, al tratarse de un edificio con intensa actividad matinal. Un "ejército" de togados -jueces y abogados- tuvo que salir al exterior, junto con decenas de usuarios que se encontraban en aquel momento en el Palacio de Justicia.

Además, éste se encuentra pegado a la estación de tren, donde varios agentes policiales se dedicaron a agilizar la subida y bajada de pasajeros para que no se quedase ninguno en los andenes, la zona más cercana a los Juzgados. No se llegó al extremo de suspender el servicio en la estación ferroviaria.

La Policía Nacional, tras consensuarlo con el juez decano, evacuó el edificio tras una primera inspección por parte de agentes con la gente todavía dentro. "Estábamos a punto de entrar en una vista oral y vino una pareja de policías inspeccionando debajo de las sillas. A los diez minutos nos dijeron que teníamos que abandonar el edificio con tranquilidad", contaba Daniel Díez, toga en mano, frente a los Juzgados. Otros tuvieron que salir cuando estaban en plena declaración en un juicio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad

Enlaces recomendados: Premios Cine