Thyssen augura la sustitución de los autobuses urbanos por pasillos mecánicos

La firma quiere aprovechar la oportunidad comercial que supone la oleada de emigrantes de la China rural a las ciudades

22.10.2015 | 03:57
Andreas Schierenbeck, en el centro, acompañado por el director general del Centro de I+D+i de Thyssenkrupp en Gijón, Javier Sesma, a la derecha, y el director de la Escuela Politécnica, Juan Carlos Campo, en un salón de actos abarrotado para escuchar su conferencia.

Pasillos mecánicos de alta velocidad que reemplacen lineas de autobús urbano y que prolonguen el área de influencia de las estaciones de metro, junto a ascensores sin cable de alta capacidad para los rascacielos, forman parte de la visión que ofreció ayer en la Escuela Politécnica de Ingeniería el Consejero Delegado de Thyssenkrupp Elevators, Andreas Schierenbeck en su conferencia "El futuro de la movilidad urbana".

Schierenbeck planteó algunas de las posibilidades que ofrecen los más recientes desarrollos de la multinacional en el campo de la movilidad, entre ellos Accel, un pasillo de aceleración presentado hace un año, y Multi, un sistema de ascensores sin cables para facilitar la movilidad horizontal y vertical en rascacielos de más de 300 metros de altura. Ambos son desarrollos tecnológicos en los que jugó un papel crucial el centro de innovación de la firma en Gijón.

En cuanto a Accel, un pasillo mecánico de velocidad variable, puede instalarse en tramos de 100 a 1.500 metros y una persona que camine sobre él, viaja a 12 kilómetros por hora, velocidad que Thyssen equipara a la de una linea de autobús urbano. La capacidad de esos pasillos es de 7.300 pasajeros por hora, que los pueden usar de inmediato, sin tener que aguardar a que llegue un autobús.

Otra de las posibilidades de esta tecnología es complementar línea de metro, de tal forma que su instalación permita hacer menos estaciones subterráneas y más distantes, abaratando los costes de la red de metro.

En cuanto a Multi, que se presentará el próximo 5 de noviembre en Gijón, es un sistema que incrementa la capacidad del sistema de ascensores de un rascacielos y reduce el espacio necesario para los mismos en un 25%, con varias cabinas circulando por el mismo hueco, empleando una tecnología similar a la del tren bala, por inducción magnética.

Schierenbeck destacó que el siglo actual es "el primer siglo de las ciudades", con más de la mitad de la población mundial residiendo en urbes y una progresión que hará que, por ejemplo, varios cientos de millones de chinos emigren del campo a la ciudad en los próximos siete años, una oportunidad que quiere aprovechar la firma alemana.

Los dos desarrollos punteros de Thyssen han sido ideados pensando en las grandes metrópolis como Madrid o Barcelona, pero Schierenbeck considera que con el tiempo acabará extendiéndose a otras más pequeñas, al igual que ocurre con las innovaciones en la Fórmula 1 que luego se aplican en los coches utilitarios.

De momento, Thyssen no ha vendido aún sus nuevos ascensores y pasillos, pero ya hay potenciales clientes interesados. En el caso de Multi, el directivo de Thyssen recuerda que el proceso de venta de ascensores para un gran rascacielos dura de cuatro a cinco años. Sobre la posibilidad de que se fabriquen en Asturias estos ascensores futuristas, Schierenbeck señaló: "Es demasiado temprano para tomar esa decisión; eso dependerá de dónde se vendan estos proyectos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad

Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine