Lne.es »

El récord de tres generaciones

La lotera Paula Martínez Caicoya celebra haber repartido más de 2,6 millones de euros en un local regentado por su madre y su abuela desde los años 50

10.01.2016 | 04:24
Paula Martínez, con su marido, José Manuel Fueyo, ayer, en su establecimiento de El Cerillero.

-Oye, Paula, escuché ayer por el barrio que había tocado aquí mucho dinero. ¿No me tocaría a mí, no?

-No hija, tú juegas la primitiva y esto fue un acertante de la bonoloto.

Paula Martínez Caicoya, la dueña de la tienda de regalos Ké T'Apuestes?, situada en la avenida de la Argentina, era ayer una de las mujeres más solicitadas de El Cerillero. La noticia de que en su establecimiento se había sellado el único boleto acertante de primera categoría del sorteo de la bonoloto celebrado el pasado viernes hizo que muchos vecinos que cada día acuden a su negocio a comprar lotería se acercaran a lo largo de todo el día de ayer para felicitarla.

"No me tocó a mí, y eso que había guardado una participación de la bonoloto que saqué por la máquina, pero estoy tan contenta como si lo hubiera hecho, es un placer repartir dinero y más si es esta cantidad", contó Martínez. En concreto el afortunado que escogió su local para apostar consiguió llevarse 2.607.905,73 euros al acertar los seis números que salieron de los bombos el viernes: 15, 22, 35, 9, 5 y 46. El complementario fue el 36 y el reintegro el 9.

El sorteo de Navidad del pasado 22 de diciembre permitió a esta lotera repartir "unos 10.000 euros" entre sus vecinos. El del Niño del día 7 de enero pasó desapercibido por El Cerillero. Por eso la alegría de Paula Martínez Caicoya era ayer doble. Además de dar el dinero que no había conseguido repartir en las dos citas más potentes del año, la empresaria consiguió batir un récord familiar. Ni su abuela ni su madre, anteriores propietarias del despacho receptor de loterías, habían dado nunca tanto dinero.

"Mi abuela, Concepción Valdés, abrió a finales de los 50 un estanco que estaba situado en el local de al lado del nuestro. Recuerdo aún cuando yo sellaba las quinielas de pequeña. Luego ese local pasó a ser de mi madre y en el 2003 ya lo cogí yo, dejé el tabaco y puse una tienda de regalos. En días como estos merece la pena tener este negocio", relató ayer la empresaria contándole a todos los clientes que cuando recibió la noticia "no me lo podía creer".

"Me llamaron por teléfono y hasta dejé tirada a una amiga con la que había quedado para tomar algo. Me puse muy nerviosa pero hasta que no lo vi en la intranet no quise celebrarlo", aseguró. Hacía años que ni ella ni su madre, Concepción Caicoya, daban un gran premio. "El último creo que fue en los 80 o 90, unos ocho millones de pesetas de la época en una Primitiva, que suele dar más premios, lo raro es lo que nos ha pasado ahora, que se dé tanto dinero con la bonoloto", recordó.

Ahora Martínez se queda a la espera de nuevos premios. "Un euromillón de esos de 69 millones de euros de bote", pedía ayer sonriendo. La lotera espera que el aumento de ventas que ha experimentado el sector en esta Navidad ayude a que se reparta más suerte. Y que sea en El Cerillero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad

Enlaces recomendados: Premios Cine