Papelinas teñidas de sangre

El presunto asesino de Nuevo Roces tenía 56 gramos de heroína en su vehículo

21.01.2016 | 03:58
M. A. D. L., de pie, ayer, durante el juicio; a la derecha, sentado, su presunto cómplice, J. L. C.

La heroína mata. Y no solo a base de pinchazos o caladas. Frecuentemente genera violencia, y ésta llegó a su grado máximo en Nuevo Roces en septiembre de 2014, cuando se halló en un piso de Nuevo Roces el cadáver de Andrés V. B., que fue asesinado a cuchilladas por un desencuentro relacionado con el trapicheo y consumo de heroína, según concluyó la investigación policial. Ayer, su presunto homicida, M. A D. L., y el supuesto cómplice de éste, J. L. C., fueron juzgados por un presunto delito de tráfico de estupefacientes, dado que en los registros derivados del caso de asesinato hallaron en sus propiedades cantidades de heroína: 56 gramos en el coche de M. A. D. L. y cuatro papelinas junto a una balanza de precisión en la vivienda de J. L. C., en Candás.

Aún les queda pendiente la vista por el homicidio de Nuevo Roces, por el que la fiscalía pide 22 años de prisión para el principal acusado y dos para su presunto cómplice, que le habría ayudado a deshacerse de pruebas. Ayer tuvieron como anticipo el juicio por tráfico de drogas, en el que el fiscal solicitó a la Audiencia Provincial cuatro años de cárcel para cada uno.

M. A. D. L., con gesto frío, se negó a declarar, al igual que su pareja, quien quedó desvinculada del crimen de Nuevo Roces tras prestar declaración a la Policía Nacional en un primer momento. Ésta estaba citada como testigo y para sorpresa de la sala se negó a hablar. José Antonio Garmón, abogado de M. A. D. L., solicitó la rebaja de su pena a tres años y de su multa de 15.000 a 2.554 euros, al entender que debe observarse el atenuante de la drogodependencia de su cliente y que parte de la droga encontrada en su coche, concretamente en la guantera, era para consumo propio.

En el juicio declararon varios policías. Uno de ellos aclaró que el presunto asesino "era el machaca" de la víctima, con la que, según la investigación policial, compartía trapicheos con heroína. Según el relato policial, el origen de la disputa se encontró en una entrega de 195 gramos que la víctima le hizo a M. A. D. L. para que se encargara del menudeo. Éste habría consumido parte del alijo y presuntamente decidió asesinar al vecino de Nuevo Roces.

Asimismo, declaró ante la Policía que entregó 130 gramos a su presunto cómplice de Candás para su puesta a la venta. Descarga así sobre éste parte de la culpa en el tráfico de drogas, más allá de estar señalado como presunto compinche por ayudarle a hacer desaparecer pruebas del homicidio: las ropas y el arma blanca utilizada. Es decir, un lío de trapicheos con una muerte de por medio. Papelinas teñidas de sangre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad

Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine