Lne.es »

La cosecha de Manos Unidas

La entidad solidaria cerró 2015 con su mejor año de recaudación para destinar a proyectos en países subdesarrollados

12.02.2016 | 04:08
Agustín Moreno, en su charla sobre su estancia en Zimbabwe.

Manos Unidas, cuyo ingente trabajo ha llevado justicia, sensibilidad, y pan a tantos países del Tercer Mundo, presentó ayer su campaña para 2016. La presidenta asturiana, María Elvira García Castañedo, dijo que hace 57 años un grupo de mujeres se propuso combatir el hambre en el mundo, y lo que en su momento fue un tímido proyecto hoy alcanza grandes dimensiones merced a la entrega y generosidad de los españoles, hasta el punto que el pasado 2015 ha sido el año que más dinero se recaudó, prueba evidente de que las crisis también conllevan algo bueno, en este caso concienciación de las realidades ajenas. La suma reunida en Asturias alcanzó 1.556.000 euros, y con ella se pudieron llevar a cabo 16 proyectos.

La encargada de explicar el sentido de la campaña fue Loli Rionda, presentando su logotipo "Plántale cara al hambre: siembra". El dibujo es todo un acierto, sugerente y muy en boga. "Nosotros, que comemos tres veces al día, debemos de reivindicar ese derecho para el resto del mundo", manifestó. Hay muchos millones de seres humanos que viven de la agricultura, aunque rodeados de grandes problemas; cosechas que se pierden, años de sequía, acuíferos contaminados, plagas... Sembrar no sólo una cuestión de recursos, sino de capacidades financieras y tecnológicas. Loli Rionda aludió al papa Francisco, diciendo que hay que sembrar solidaridad en este año de Misericordia. El proyecto presentado por Manos Unidas de Gijón para 2016 consiste en la construcción y equipamiento de un bloque clínico para un centro de salud, en Ghana. Su presupuesto es de 95.000 euros.

El misionero Agustín Moreno Muguruza cerró la sesión refiriéndose a su trabajo en Zimbabwe, uno de los países más desarrollados de África, pese a que aún conserva zonas muy pobres, como las del valle del Zambece. "Si llueve comes, si no, no". La Iglesia católica tiene gran presencia allí, trabaja mucho y es respetada. Moreno explicó que los proyectos que financian algunos gobiernos europeos se niegan a que los administre el gobierno de Zimbabwe, y se fían más de la Iglesia. Agustín Moreno ha publicado una gramática y un diccionario de la lengua nambya, además de la biografía de Manuel Díaz Rubio, un misionero asturiano mártir en Rhodesia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad

Enlaces recomendados: Premios Cine