Lne.es »
Reconocimiento a una trayectoria de éxito

El empresario mundial que empezó con caramelos

La figura de Antonio Suárez concita los elogios de quienes reconocen en emprendedores como él "no a superhombres, sino a personas que trabajan con pasión y empeño"

19.06.2016 | 05:13

Ciento noventa invitados se reunieron en el Real Club de Golf de Castiello, el viernes, en la entrega del VI Premio "Álvarez Margaride" a la mejor trayectoria empresarial, galardón que recayó en el empresario asturmexicano Antonio Suárez. El acontecimiento, organizado por la entidad APQ (Asturias Patria Querida), tuvo como patrocinadores al banco Sabadell-Herrero, Seguros DKV, Asturiana de Zinc y Thyssenkrupp.

Siete discursos precedieron a la cena, todos ellos interesantes y breves, aunque destacaremos el correspondiente al presentador de Antonio Suárez, el catedrático de Economía Aplicada y académico de la Real de Ciencias Políticas y Morales, José Luis García Delgado. Abrió los protocolos el presidente de DKV Seguros y de APQ, Javier Vega de Seoane, comentando que se cumplen 32 años del nacimiento de APQ, cuyo motor y primer presidente fue José Luis Álvarez Margaride, paradigma del buen empresario, comprometido con su tierra como demuestran las grandes inversiones aquí realizadas que supusieron 10.000 puestos de trabajo. Siguiendo su estela el señor Seoane hizo una encendida glosa del empresariado español, línea que siguieron el resto de ponentes.

Francisco Vallejo, presidente del consejo de Sabadell-Herrero recordó el discurso pronunciado por Álvarez Margaride hace 10 años en el Colegio de Economistas de Asturias, en el que consideró imprescindible para un buen empresario saber idiomas, el dominio de la tecnología y la honradez. Respecto a Antonio Suárez "ha cumplido dichos puntos" y representa el encuentro entre dos orillas del Atlántico, Asturias y México. "El empresario no es un superhombre, sino una persona que trabaja con sentido, pasión y empeño", concluyó.

Era el turno de José Luis García Delgado, a su vez presidente del Archivo de Indianos, que hizo un esbozo de la biografía de Antonio Suárez. Antes de emigrar a México con 17 años, ya había creado en Gijón una fábrica de caramelos. A los 20 presidía una Compañía de Pieles Finas. Se casó con la mexicana María Luisa Gutiérrez. En los años 70 monta su flota atunera, de la que los astilleros de Gijón son buenos responsables y desde entonces sus negocios se han extendido en todas direcciones. Ha sido distinguido con la Orden del Águila Azteca, entre otros honores y es miembro de la Sociedad de Amigos del Archivo de Indianos de Colombres.

Por ausencia del Presidente del Principado, el consejero de Empleo, Francisco Blanco leyó una carta de aquél en que calificaba Antonio Suárez como "un símbolo de la Asturias fértil". Y Juan Pablo Riesgo, secretario de Estado de Empleo, en medio de su mitin electoral pidió para Antonio Suárez la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo.

La alcaldesa de Gijón, Carmen Morillón estuvo brillante, dijo entre otras cosas que la industria naval gijonesa había resurgido gracias a Antonio Suárez. Le pidieron que quedara en la tribuna, a la que se sumó la embajadora de México, Roberta Lajous, y ambas le hicieron entrega a Antonio Suárez del premio, consistente en una réplica de la escultura situada en la Providencia, cerca del mar, como homenaje a José Luis Álvarez Margaride, obra de su hija Xana Khale.

Cerró los discursos el premiado, diciendo que Álvarez Margaride fue el responsable de que él volviera a Asturias, al invitarle a participar en la Fundación Príncesa de Asturias. Aseguró que todo lo que ha hecho en esta vida fue por amor; amor a la familia, amor a la tierra. "Es fácil hacer las cosas por amor, sale todo bien."

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad

Enlaces recomendados: Premios Cine