Lne.es »

Carbayones para endulzar Gijón

La confitería ovetense Camilo de Blas abrirá en la calle Covadonga, un siglo después de su primera presencia en la ciudad

29.06.2016 | 14:40
El local de la calle Covadonga que ocupará Camilo de Blas.

Camilo de Blas regresa a Gijón. La popular pastelería ovetense, conocida por sus carbayones, abrirá en agosto una tienda en la calle Covadonga, frente a Los Campinos. José Juan de Blas, actual propietario de la dulcería, confirmó a LA NUEVA ESPAÑA que el futuro local seguirá la línea marcada en Oviedo, "aunque, por supuesto, estamos dispuestos a adaptarnos a lo que quieran los clientes". "Cada sitio tiene unas determinadas preferencias, cada ciudad es distinta", indicó. En el establecimiento, "una tienda pequeña pero muy coqueta, con ambiente de época", trabajarán 3 ó 4 personas. "Aún tenemos el proceso de selección abierto", matizó De Blas.

Esta célebre confitería ya estuvo en la ciudad hace 100 años. Camilo de Blas, bisabuelo de José Juan, abrió en 1915 un establecimiento en Gijón para su hijo Julián. Tienda que, por cierto, estuvo en varios locales. El primero, en el paseo de Begoña.

Tras ello, cambió a Corrida, junto al cine Robledo. "Fue el último lugar que ocupó", apuntó. Bien es cierto que algún sucesor -"no tengo muy claro quién, si de la mujer de Nicolás o de algún empleado", anotó De Blas- abrió un establecimiento nuevo en la calle Begoña, aunque como "J. de Blas sucesor". "La verdad es que no tengo datos. Son antiguos clientes o amigos los que me cuentan las cosas. De hecho, no sé ni cuándo echó el cierre esa otra tienda. Debió de ser en los años 70", señaló. El motivo por el que esa pastelería dejó de utilizar la marca "Camilo de Blas" reside en que ésta ya no tenía nada que ver con lo que en su día fue. El asunto, incluso, terminó en manos de abogados. "No tenía la misma filosofía ni vendían los mismo productos", explicó.

De todas formas, Camilo de Blas lleva ya unos cuantos años presente en la ciudad gracias a su estancia en la Feria Internacional de Muestras de Asturias. Allí, los mayores comparten recuerdos con José Juan, quien quedó sorprendido cuando una mujer "de unos 90 años" le contó que sus "niños" estaban enamorados del jamón de york de la pastelería. "Me decía que a veces cambiaban de calle y que compraba en otro sitio, pero que se lo escupían porque no les gustaba. Es algo que tengo grabado a fuego porque un día vino con su 'niño', que ya tendría sesenta y tantos años", bromeó. "Hubo productos que marcaron mucho, como los bollos suizos con jamón de york. Esperamos no estropear los buenos recuerdos de la infancia de aquella época", agregó.

La primera tienda -ya cerrada- la fundó Camilo de Blas en León, en 1827, aunque puede ser que alguien iniciase la actividad mucho antes en Aranda de Duero, de donde era natural el pastelero. "Quizá haya una generación más de Camilo de Blas", señaló.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad

Enlaces recomendados: Premios Cine