02 de octubre de 2016
02.10.2016
Lne.es »

La oposición municipal apuesta por otro modelo de gestión para el Festival de Cine

PSOE, Xixón Sí Puede, PP, IU y Ciudadanos responden a Carballo que con casi 800.000 euros se puede hacer un certamen internacional potente

02.10.2016 | 04:25
Público asistente a la gala de clausura de una pasada edición del festival.

Los tonos sombríos a los que recurrió el pasado jueves el director del Festival Internacional de Cine de Gijón (FICX), Nacho Carballo, en la presentación del cartel oficial de la quincuagésima cuarta edición del certamen no han pasado inadvertidos a los cinco grupos de la oposición municipal. Aunque desde ópticas distintas, los representantes del PSOE, Xixón Sí Puede, PP, IU y Ciudadanos coincidieron ayer en que la cita cinematográfica, considerada como una de las más importantes del país, necesita otro tipo de gestión, un proyecto definido y un modelo de financiación coherente con el diseño de contenidos que se apruebe.

"Carballo está poniendo la venda antes de la herida, porque el presupuesto que tiene el festival este año está en la línea del de las últimas ediciones; sólo se le ha pedido que se ajuste a lo aprobado", aseguró la socialista Lara Martínez. "Estamos en tiempos de crisis, y hay una nueva generación que trabaja con otras claves presupuestarias y haciendo las cosas muy bien", señaló Orlando Fernández, de Xixón Sí Puede. Para Pablo González, del PP, el problema es que el Gobierno local de Foro "carece de proyecto y lo único que hace es ir capeando". "El festival tiene que abrirse a la financiación privada y con un enfoque distinto", añadió. El portavoz de IU, Aurelio Martín, abogó por "repensar el modelo porque, a veces, las cosas se agotan". Y José Carlos Fernández Sarasola, concejal de Ciudadanos, insistió en que la Corporación ni siquiera conoce con exactitud "cuáles son los números reales del coste del festival".

Carballo, que llegó a la dirección del FICX hace cinco años por designación directa de Foro, en concreto del entonces concejal de Cultura, Carlos Rubiera, dijo el pasado jueves: "Es la edición más difícil de los cincuenta y cuatro años del certamen". Anunció que el festival tendrá este año un día menos de programación (se celebrará del 19 al 26 del próximo mes de noviembre), con casi un cuarenta por ciento menos de películas en las distintas secciones (la oficial a concurso contará con dieciséis), entre otras medidas. Un ajuste importante que achacó a la pérdida de capacidad presupuestaria respecto a la edición de 2015: unos 400.000 euros menos.

Estas explicaciones de Carballo fueron, no obstante, precisadas por el concejal forista Jesús Martínez Salvador, presidente de Divertia, la empresa municipal de la que depende la organización del FICX. Subrayó que, en realidad, el festival tendrá este año un presupuesto similar al del anterior. Y que esa diferencia de 400.000 euros es si se compara con la cifra final de gasto que se produjo en 2015. El certamen se ha saldado en las dos últimas ediciones con importantes sobrecostes. También con la pérdida de las aportaciones de patrocinadores como Liberbank.

"No es cierto que con ese presupuesto no se pueda hacer un buen festival, porque, de hecho, muchos de los gastos del año pasado no correspondían al apartado cinematográfico", expuso Lara Martínez. "No pongamos excusas, porque, además, una de las tareas de un director es buscar patrocinadores", añadió la concejala socialista.

"Nosotros damos mucha importancia al proyecto, al que deberemos asignar el dinero necesario. Y eso dependerá de la persona que ocupe la plaza de director del festival", afirmó Orlando Fernández. Está en marcha un concurso público para cubrir la plaza de director del FICX. Carballo no desveló, en su comparecencia del pasado jueves, si optará o no a la plaza. Y más: "Lo que no puede ser el festival es un pozo sin fondo; no exigimos alfombras ni grandes estrellas y estamos convencidos de que, si se gestiona mejor, se puede hacer mucho con poco".

Para el PP, el FICX tiene que se un elemento importante de la "Marca Gijón". "El actual festival, según está concebido, no reúne ese requisito; tiene que abrirse también a la financiación privada y con un enfoque distinto al actual", precisó el concejal Pablo González. A su juicio, esos 800.000 euros de presupuesto son suficientes o no dependiendo de qué se quiera hacer y para qué.

"Lo cierto es que el festival es una actividad que se ha ido devaluando en los últimos años; la razón es que (el Gobierno de) Foro ha optado por hacer cosas al peso", reflexionó Aurelio Martín, para quien la política cultural forista ha tenido impactos negativos en dos de las convocatorias de mayor proyección nacional e internacional de la ciudad: el FICX y la Semana Negra. "Tiene que haber un mayor liderazgo municipal, aunque no rechazamos la posibilidad del patrocinio privado", insistió el portavoz de IU.

Sarasola puso énfasis en la falta de "información real" que, en su opinión, tienen los grupos municipales sobre el FICX. El concejal de Ciudadanos recordó que llegó a ser jurado del certamen cuando éste se dedicaba al cine "para la infancia y la juventud". "No soy un experto en cine, pero creo que ha tenido mucho prestigio y que debemos recuperarlo, quizás mediante la especialización", dijo.

El certamen gijonés, que ha apostado durante años por un cine independiente y alejado de los usos y abusos de la industria, está entre los grandes festivales españoles por número de espectadores, con más de 76.000 en los filmes que proyectó el año pasado. También porque, durante años, en Gijón se ha apostado y descubierto nuevos talentos. Este año aún se proyectarán películas en los Cines Centro. La subasta judicial de estas salas obligará a buscar soluciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad

Enlaces recomendados: Premios Cine