20 de octubre de 2016
20.10.2016
Lne.es »

El ganador del "Jovellanos" de Investigación descarta que Jovino fuera envenenado

Arturo Mohíno, reumatólogo, recibió el galardón por su trabajo sobre el saturnismo del prócer

20.10.2016 | 04:20
Arturo Mohíno, a la izquierda, recoge el galardón de manos del presidente del Foro Jovellanos, Ignacio García-Arango.

Muchos historiadores sostienen la tesis de que a Jovellanos trataron de envenenarlo, incluso se señala como inductora del crimen a la reina María Luisa de Parma, esposa de Carlos IV. Ayer tal idea quedó desmontada por Arturo Mohíno Cruz, médico reumatólogo, ganador del XVIII Premio Internacional de Investigación promovido por el Foro Jovellanos, cuyo trabajo lleva por título "Jovellanos y el saturnismo".

La ceremonia de entrega se celebró ayer en la Casa Natal del prócer. Después de que el director del Foro, Orlando Moratinos, leyera el acta correspondiente del fallo del jurado, premiado y finalista recibieron sus credenciales, consistentes en diploma y escultura de Jovellanos. El presidente del Foro, Ignacio García-Arango Cienfuegos-Jovellanos, expuso el perfil de los galardonados. Arturo Mohíno Cruz, natural de Oles, Villaviciosa, además de médico es humanista, literato, historiador e investigador. Por su parte, Juan Díaz Álvarez ha nacido en Pola de Siero, es doctor en Geografía e Historia, trabaja en el Instituto Padre Feijoo, ha publicado varios libros y entre sus galardones ha recibido el Premio Padre Patac.

Mohíno Cruz dijo que la génesis del libro e remonta a cuatro años atrás, cuando un joven historiador le habló del envenenamiento de Jovellanos, por encargo de la Reina. No era lógico, pensó. La reina tenía poder para encargar a un sicario su muerte, y no andarse con historias de sales de plomo, cuando el arsénico es más rápido y no deja huellas. A partir de ahí, Arturo Mohíno inició su investigación. Muy interesante, exhaustiva y razonable. Las sales de plomo tienen un sabor extremadamente dulce, por tanto se habría advertido una dosis directa. Producen un estreñimiento atroz, sordera y pérdida de la sensibilidad en las manos. Síntomas que afectaban a Jovellanos y a muchas más personas, hasta el punto de asegurar que eran una epidemia. La conclusión del doctor Mohíno le lleva a pensar que dichas sales de plomo procedían del vidriado de las ollas de barro, que cuando están mal selladas, el vidriado se descascarilla y el plomo se suelta. Prueba de ello es que cuando Jovellanos llega desterrado a Gijón su enfermedad se recrudece. Las vasijas de barro eran usadas en todas las cocinas, y aunque las clases altas utilizaran las de cobre, éstas producen cardenillo y para impedirlo se restañaban con plomo.

Esta enfermedad producida por el plomo se llama saturnismo y se sabe que la sufrían, entre otros ilustres, la duquesa de Alba y el propio Goya, de ahí su sordera. Y Jorge Juan, Murat, el conde de Laforest o Caravaggio, entre otros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Gijón

Libran de sanción a un policía de Gijón que sustrajo un móvil perdido depositado en la Jefatura

El Ayuntamiento intentó tres veces expedientar al agente, grabado en su acción, y ahora deberá...

Las familias rumanas evacuadas por el incendio recogen parte de sus pertenencias

Las familias rumanas evacuadas por el incendio recogen parte de sus pertenencias

La Policía Científica investiga las causas del fuego mientras el Ayuntamiento busca para los...

Un ronqueo de alta escuela

Los alumnos de hostelería aprenden a despiezar un atún rojo de 160 kilos y a cocinarlo de la mano...

La "Semana negra" fía a la ayuda del Ayuntamiento el saneamiento de su deuda

La entidad, que tiene pendiente de cobro la subvención municipal de 2016, debe a proveedores cerca...

"Mas y Puigdemont deberían estar presos; hay que suspender la autonomía a Cataluña"

"Mas y Puigdemont deberían estar presos; hay que suspender la autonomía a Cataluña"

"Apoyamos a Hazte Oír, ha puesto sobre la mesa un debate muy importante: la crítica a la ideología...

Enlaces recomendados: Premios Cine