06 de agosto de 2017
06.08.2017

Fernando Llenín oficia hoy su primera misa ante los feligreses de la iglesia de San José

El párroco toma posesión de su nuevo cargo en el templo tras la marcha de Adolfo Mariño, ahora abad de Covadonga

06.08.2017 | 06:17
Fernando Llenín, en la parroquia de San Francisco de Asís.

"Que cuide el nombramiento para esta parroquia, que sea cercano, trabajador, de puertas abiertas", fue la única petición del sacerdote Adolfo Mariño al arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes, antes de dejar su puesto en la gijonesa parroquia de San José, donde había servido durante casi tres lustros, para encomendar su oficio en su nueva etapa como abad en el Santuario de Covadonga.

Precisamente, el hombre encargado de sustituirle, el sacerdote Fernando Llenín, oficiará hoy su primera misa en el templo gijonés. Será a las 13.00 horas en la fiesta de la Transfiguración del Señor. Tomará posesión así de un puesto en el que su antecesor dejó un legado de cariño y entrega a sus feligreses. Prueba de ello fue la emotiva y multitudinaria despedida que tuvo lugar el pasado domingo "en la mejor parroquia de Asturias", en palabras del vicario general del arzobispo Jorge Juan Fernández Sangrador. A San José llegó Mariño en 2003 y que desde entonces ha sido testigo de las múltiples reformas y proyectos llevados a cabo por el cura avilesino.

Al tiempo, el nuevo sacerdote que se incorpora a la céntrica parroquia gijonesa deja su sitio en la parroquia de San Francisco de Asís de Oviedo en manos de Juan José Tuñón Escalada, antiguo abad de Covadonga, cerrando así el círculo de nuevos nombramientos del Arzobispado. Y lo hace después de dieciocho años de dedicación que le procuraron el cariño y recuerdo de sus feligreses y " muchas experiencias personales y familiares vividas en esta parroquia, que me llevo en el corazón", según declaró el párroco en una entrevista a LA NUEVA ESPAÑA.

"Ponedle las cosas fáciles", pidió a sus fieles Llenín, quien se refirió a Escalada como "un sacerdote cultísimo, algo tímido, pero acogedor", en su última misa celebrada el 18 de junio, día del Corpus Cristi, donde puso fin a dos décadas de trabajo en la parroquia ovetense de la plaza de la Gesta, tras coger el relevo de su fundador, Óscar de la Roza.

Empieza un nuevo camino a partir de hoy en una de las grandes parroquias de Gijón. Mariño deja a su comunidad en manos de un hombre de "cualidades humanas y espirituales de excepción", como definió el avilesino a Llenín. Y es que además de compañeros de sacerdocio, también se considera amigo de su sucesor desde que se conocieran, años ha, en el seminario. Mariño, por su parte, tomó ya posesión de su nuevo cargo como abad en el Santuario de Covadonga con una escueta misa a mediodía del pasado jueves.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Farmacias de guardia

Farmacias de guardia en Gijón

Farmacias en Gijón

Todas las farmacias de guardia hoy en Gijón

Farmacias de guardia en Asturias

Farmacias en Asturias

Consulta las farmacias de guardia hoy en tu localidad

Enlaces recomendados: Premios Cine